Blog

¿Cómo montar una franquicia? por qué no crear un negocio por tu cuenta

Todo el que tiene un espíritu emprendedor sueña con tener su negocio propio, pero los datos demuestran que el 80 por ciento de las nuevas empresas creadas por jóvenes emprendedores fracasan el primer año. Esto es debido a que los empresarios carecen de formación necesaria para regentar una empresa. De ahí, los fracasos.

Por ello, si quieres desarrollar una actividad empresarial y abrir tu propio negocio, montar una franquicia puede ser la solución a tu ambición empresarial. ¿Por qué?, pues porque tienes de base todos los conocimientos a nivel técnico y estratégico del franquiciador que el franquiciador se encarga de comunicarte, es lo que a nivel empresarial se conoce como Know-how. Además tendrás el uso de una denominación o rótulo común u otros derechos de propiedad intelectual o industrial y una presentación uniforme de los locales o medios de transporte objeto del contrato.

Según los datos de la AEF (Asociación Española de Franquiciadores), las estadísticas demuestran que, bajo el modelo de franquicia, el número de establecimientos franquiciados aumentó un 5,5% y los puestos de trabajo, un 3,7%. Están fuera de toda duda, las ventajas del modelo. Si quieres seguir informándote, aquí te contamos todo lo que debes tener en cuenta para hacerlo del mejor modo conociendo las ventajas y desventajas de esta fórmula de emprendimiento:

Las ventajas de montar una franquicia

  • Modelo de negocio de éxito probado y rentable. Esa es una de las ventajas que tiene una franquicia, mientras que, si montas un negocio por tu cuenta, tienes que empezar de cero, eligiendo la oferta comercial, buscando la prueba y error con los productos/servicios, conociendo a tu público objetivo, zonas de mayor alcance para el modelo seleccionado, etc. Por lo tanto, el riesgo empresarial con una franquicia es menor que cuando emprende uno mismo, porque te aprovechas de la experiencia, el apoyo e imagen de marca del franquiciador.
  • Los bancos tienden a ser más flexibles a la hora de dar financiación a proyectos con un éxito y rentabilidad probada. En este caso, mundoFranquicia cuenta actualmente con acuerdos con entidades financieras de cara a montar una franquicia, esto hace que sea mucho más fácil conseguir financiación que si montas tu propio negocio.
  • Cuando formas parte de una franquicia consolidada, el franquiciador, gracias al Know/how, da una formación inicial y asesoramiento continuado al franquiciado para conocer a la perfección la gestión del negocio. Los perfiles de los franquiciados son variados y siempre necesitan completar sus competencias y cualificaciones mediante un proceso de formación continua para saber manejar un equipo, tratar con los proveedores, etc…
  • La notoriedad de marca creada en los años de funcionamiento de la franquicia son un valor añadido que tiene el franquiciado a la hora de competir contra las otras marcas y encontrar clientes nada más empezar, gracias a la confianza generada por la marca.
  • El momento más crítico a la hora de la apertura de un modelo de negocio radica en la elección del local de apertura. El franquiciador, con su amplia experiencia en el perfil del cliente objetivo, puede ayudar al franquiciado a encontrar la mejor ubicación para la apertura de la misma, y así evitar que el negocio fracase a las primeras de cambio.
  • El franquiciador está en constante trabajo de innovación, creación y diseño de nuevos productos/servicios, esto hace que el franquiciado solo se dedique a explotar su negocio sin la necesidad de invertir ese tiempo que si lo monta por su cuenta.

Inconvenientes de pertenecer a una red de franquiciado

  • Pérdida de independencia: uno de los mayores obstáculos que encontrarás a la hora de abrir tu propia franquicia será la pérdida de independencia. Por lo tanto, tu capacidad de actuación dentro de tu propio negocio estará condicionada por ese contrato previo que habrás firmado con el franquiciador. Esto no llevas al siguiente inconveniente.
  • Margen de actuación limitado: como venimos diciendo, las principales decisiones en temas de gran peso en las estrategias las toma el franquiciador y tienes que adaptarte a los métodos y procesos establecidos en el contrato de franquicia.
  • Inversión inicial: el futuro franquiciado tendrá que hacer frente al pago del canon de entrada y royalties para poder hacer uso de la franquicia. Pero nunca serás propietario de la marca.
  • Tu éxito empresarial está relacionado con la red de la franquicia: igual que para iniciar el negocio contarás con el prestigio y la imagen de marca, si el franquiciador y los demás establecimientos de la red de franquicias caen, tú también lo harás. Es el llamado “efecto dominó”.

Siempre aconsejamos que, antes de abrir un negocio, estudies tu perfil para ver qué negocio encaja mejor con tus características profesionales, ya que muchos modelos fracasan por el desconocimiento y nula gestión del franquiciado. Por eso es bueno contar con el apoyo de una consultora de franquicias para que te asesoren con la mejor opción para tu perfil.

Álvaro Molero
Consultor ejecutivo mundoFranquicia

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

¿Cómo montar una franquicia? por qué no crear un negocio por tu cuenta
5 (100%) 2 votos