Blog

Franquicia responsable, franquicia que crece

Funcionamos por modas. No seré yo quien lo niegue. Vivimos instalados en la cultura del “usar y tirar” y eso lo trasladamos a cualquier faceta de nuestro día a día. Incluidas determinadas iniciativas que aplicamos en nuestra empresa. Pero, en ocasiones, algunas de esas “modas” se convierten en necesidad, se asimilan como parte de nuestra conciencia social, se vuelven imprescindibles. También en nuestra franquicia. Un ejemplo: la sostenibilidad.

LIDERANDO LO EXCLUSIVO

Hace unos meses, decidimos hacer un estudio sobre sostenibilidad en la franquicia. Esperábamos una cosa y resultó ser otra. Nosotros y nuestros a prioris nos arrastraban a pensar que las políticas para fomentar la conservación del planeta eran cosas de las grandes compañías. Que se requería dinero, conocimiento y personal específico para aplicarlas.

Meses después y tras decenas de entrevistas, la conclusión fue bien distinta: las pymes invierten en sostenibilidad, cada una de la manera que puede, pero lo hace, con acciones dimensionadas que van desde el ahorro energético con elementos de bajo consumo, el reciclaje real, el uso de materias primas ecológicas o la donación de los materiales y/o alimentos sobrantes para otros usos y consumos.

Nada menos que el 61% de las empresas vinculadas a la franquicia está comprometida con el medioambiente, trabaja por un mundo mejor, contribuye a hacer que el planeta sea más habitable. Hoy y mañana.

MI FRANQUICIA CUIDA EL PLANETA

Esa es la frase con la que las franquicias reivindican su papel en esta vertiente de su gestión empresarial. Sólo un 7% de ellas no ven necesidad alguna de acometer acciones sostenibles. En su descargo hay que añadir que, si ahondamos un poco más en las razones del porqué muestran esa falta de sensibilidad hacia lo obvio, descubrimos un perfil de gestor que desconoce cómo poner en práctica esas acciones, que no cree en que “lo poco” también sume. Pero lo cierto es que todo ayuda.

Igual de cierto que el hecho de que la sostenibilidad es un concepto en plena evolución, que llegó hace algunos lustros para quedarse y que muchas centrales franquiciadoras ya no negocian: mi franquicia cuida el planeta.

La sostenibilidad ha pasado de ser un valor añadido a uno innegociable. La franquicias ya no sólo gestionan capitales. Y eso es un buen síntoma porque denota que es un sector en constante adaptación y renovación. Para la franquicia, la sostenibilidad no es una moda. Es un compromiso.

María José Hostalrich

Directora de Comunicación

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Franquicia responsable, franquicia que crece
5 (100%) 1 voto