Blog

Reino Unido y el Brexit, ¿una oportunidad para las franquicias españolas?

Un dato no muy conocido es que el Reino Unido fue el primer país europeo en adoptar el sistema de franquicias, en el año 1955 con la hamburguesería estadounidense Wimpy. Gracias a esta larga experiencia en el sector, el mercado británico está plenamente consolidado y  preparado para acoger la entrada de enseñas españolas. ¿Te lo habías planteado alguna vez?

En la actualidad existen un total de 47 enseñas, la mayoría relacionadas con el sector de la moda, que operan en territorio de la isla con una red de establecimientos que se extiende hasta 297 locales. Un 15,5% de las cadenas que se internacionalizan eligen este destino, siendo el sexto más popular. Esto nos demuestra lo interesante que es un mercado ya maduro para los negocios españoles.

Puede ser que con el tema del Brexit, haya quién frene sus intenciones y se replantee opciones. Es verdad, que puede parecer una etapa de inestabilidad política y económica pero según los informes mundiales, de un año a otro no se ha observado un cambio muy significativo. Según un estudio del Banco Mundial, el Reino Unido es el séptimo mejor país del mundo en el que hacer negocios (España se posiciona en el número 30). La carga fiscal británica es del 30,9%, mientras que la media europea se sitúa en el 40,6%. Bajo mi punto de vista, es un momento idóneo para las pequeñas y medianas empresas, en un país con unas relaciones excelentes con el nuestro, con una posibilidad de, una vez consolidado el modelo de negocio, expandirse “facilmente” a la mayor economía del mundo, Estados Unidos.

Las PYMES españolas se pueden beneficiar de las tendencias en el mercado británico. Según la Oficina Comercial de España en Londres, estas son las oportunidades de negocio actuales:

  • En el sector de la moda, el concepto fast fashion, y el fair trade, o la moda que se fabrica bajo el concepto de comercio justo.
  • En el sector de la restauración, la alimentación healthy , ecológica y vegana, así como los restaurantes de comida internacional y exótica son grandes posibilidades para expandir el negocio. De todas maneras, otros productos más spanish como el jamón ibérico, el queso manchego y el aceite, siguen siendo top para el consumidor británico.
  • Otros sectores interesantes para la internacionalización son las franquicias de mobiliario contract (aquellos para hoteles, restaurantes…) y las educativas con un componente tecnológico, como drones o VR.

Si tenemos un país con una larga trayectoria en el sector, con una ubicación cercana a la nuestra y unas condiciones económicas que facilitan el posible éxito. ¿Por qué no intentarlo?

 

Manuel Damián González Gallego

Consultor Junior en mundoFranquicia

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Reino Unido y el Brexit, ¿una oportunidad para las franquicias españolas?