Blog

La franquicia necesita de mi fé

“Sueña en grande y haz que pase”

El verano está a punto de acabar y, con él, llega el principio de una nueva campaña, un nuevo escenario, quién sabe si de un nuevo proyecto profesional que acometer. La franquicia es lo que tiene: te mantiene activo frente a la innovación y la mejora. Y como no somos todos iguales, faltaría más, hay quien  afronta esa circunstancia “a pecho descubierto”,  por contraste respecto a quien lo hace con algo de temor al supuesto fracaso.

Mi experiencia me dice que ambas posturas son entendibles. Quién se aventura sin más y quien no. De hecho, es lógico tener ciertas dudas cuando vas a emprender un nuevo proyecto. El problema no es tener miedo, sino que éste te imposibilite, te frene, se apodere de ti y te acabe desarmando.

Este post no pretende nada, más allá que demostrar que , si bien nadie tenemos la clave del éxito absoluto en nuestro bolsillo, sí hay actitudes que, sumadas a determinadas aptitudes, nos conducen hacia la consecución de nuestros objetivos, hayamos sentido lo que hayamos sentido de inicio. Incluído el miedo.

QUIEN QUIERE HACER ALGO BUSCARÁ UN MEDIO. EL QUE NO….UNA EXCUSA

Sé honesto. ¿A que es así?. A menudo, somos nosotros mismos quienes fijamos nuestro límite. Nuestras interpretaciones de los datos son parciales. No estamos del todo convencidos porque no queremos convencernos. Y llegamos a concluir que el proyecto no va a funcionar. Dicho lo cual te invito a que reflexiones sobre un hecho ¿Crees que todos los que han conseguido una expansión en franquicia la tenían garantizada de antemano.? ¿Disponían de algún oráculo que les indicara que su enseña iba a crecer sin límites?. Absurdo, ¿verdad?.

Simplemente, y parafraseando a un conocidísimo entrenador de fútbol al que muchos vais a identificar de inmediato, la clave de todo  está en hacer bueno eso de que  “ si se cree y se trabaja, se puede”. O sea: coraje y corazón. Por cierto, este lema nació de la casualidad y, a base de repetirlo y de lograr que muchos lo interiorizaran desde la fé, se ha convertido en un “ mantra” universal que ha hecho posible cosas como, por ejemplo, que todo un vestuario lograra ganar una Liga de Fútbol contra todo pronóstico. Y te aseguro que muchos dudaron en algún momento sobre si iban a conseguirla o no.

Volviendo a lo nuestro, quisiera cerrar este post permitiéndome una licencia como es la de recordarte lo que ya sabes,  pero puede que no lo hayas tenido del todo presente: si quieres emprender debes hacerlo. Si quieres crecer, ponte en ello. Si confías en tu intuición, le pones ilusión y te dejas asesorar por un buen equipo profesional, no te vas a equivocar. El error está en no intentarlo. Nadie te va a asegurar el éxito. Nadie puede hacerlo. Pero vas a estar mucho más cerca de lograrlo que si te dejas atenazar. Duda todo lo que quieras. Pero, cuando hayas acabado, echa a un lado sus suspicacias y ponte manos a la obra. Valdrá la pena.

 

MARÍA JOSÉ HOSTALRICH

Responsable de Comunicación de mundoFranquicia

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

La franquicia necesita de mi fé
3.7 (73.33%) 3 votos