Blog

7 claves para saber si puedes franquiciar

franquiciar

Para saber si puedes franquiciar tienes que observar e investigar lo que hay en el mercado, lo que tú tienes y lo que puedes ofrecer a los clientes.

¿Alguna vez te han preguntado si tu negocio puede ser franquicia? Si la respuesta es sí entonces es probable que se te haya pasado por la cabeza franquiciar. Probablemente haya sido una idea pasajera que se haya ido con el tiempo o puede que no, que sea algo que lleves tiempo planteándote pero no sabes si realmente puedes franquiciar.

Nuestra labor es asesorarte y por eso te indicamos a continuación 7 claves para saber si puedes franquiciar:

1. Competencia: ¿Conoces el nivel de competencia en tu ámbito de actuación? ¿Y en otros mercados? Es necesario conocer a tu competencia, sus valores diferenciales y la razón de su éxito a fin de poder determinar su tu concepto puede superar dicha competencia y posicionarte como líder en el mercado. Si no eres el líder, tendrás que convertirte en él para franquiciar.
2. Valores/servicios diferenciales: ¿Eres diferente a los demás? ¿Tus clientes aprecian un valor diferencial entre tus productos o servicios y los de tu competencia? Para poder replicar tu modelo y franquiciarlo tiene que ser único y ofrecer algo que los demás no pueden ofertar, por lo que antes de franquiciar necesitas desarrollar aquel valor que será único en el mercado. El valor diferente puede residir en el producto, en el servicio, en el trato al cliente, en el proceso, en los elementos decorativos, en la imagen de marca… Si tus clientes no valoran tu diferencia, deberás de no franquicies.
3. Innovación: ¿Tu negocio es innovador o cuenta con algún factor innovador? Al igual que los valores diferenciales la innovación de un negocio puede residir en numerosos factores como el rapidez en el servicio, la personalización del producto o la innovación en el nombre de marca. Para poder franquiciar tu negocio tiene que tener algún valor innovador así como tener visión innovadora para adaptarse a las nuevas circunstancias. Si no eres innovador, será mejor que no franquicies.
4. Experiencia: ¿Eres un empresario con experiencia en el ámbito de tu negocio? ¿Sabes cómo enfrentarte a cualquier situación inestable que pueda ocurrir? Para poder franquiciar necesitas ser un empresario con experiencia en la gestión de tu negocio o en el ámbito/sector del negocio que tienes. Tus futuros franquiciados valorarán el know how de tu negocio en el que tu experiencia como empresario de éxito es de vital importancia. Si no tienes experiencia, adquiérela antes de franquiciar.
5. Negocio contrastado: ¿Tu negocio cuenta con contrastada experiencia? ¿Llevas al menos dos años de operativa con éxito o cuentas con dos unidades operativas? Para poder replicar tu modelo de negocio tiene que haber sido contrastado por algunos años de actividad en los que no necesariamente debe de tener ganancias, sino éxito empresarial. También se valora un negocio contrastado cuando cuentas ya con más de una unidad operativa y funcionan correctamente. Si tu negocio todavía está en crecimiento, ten paciencia y espera un poco más de tiempo para poder franquiciar.
6. Registro de marca: ¿Cuentas con una marca registrada a nivel nacional? Este paso es uno de los que los empresarios no suelen tener en cuenta. Para poder franquiciar necesitas tener una marca registrada a nivel nacional, para poder hacer uso de ella en donde quieras expandirte. En muchas ocasiones este proceso se deja para el último paso y se puede dar la casualidad de que tu marca esté ya en el registro y tengas que modificarla. Para franquiciar asegúrate que tu marca no esté utilizada en el registro.
7. Reconocimiento de marca: ¿Tu marca es reconocida en el mercado no solo en tu ámbito local? ¿Tienes clientes de otras zonas geográficas que te conocen y acuden a ti porque han conocido tu marca en diferentes medios? Si es así es probable que puedas franquiciar y replicar tu modelo de negocio a otras zonas geográficas. Has hecho un buen trabajo en tus acciones de reconocimiento de marca y podrás seguir trabajando en ello para conseguir mayor notoriedad. Si no tienes una marca reconocida, no franquicies.

Para saber si puedes franquiciar tienes que observar e investigar lo que hay en el mercado, lo que tú tienes y lo que puedes ofrecer a los clientes.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

7 claves para saber si puedes franquiciar