Blog

“Briconsejos” en franquicia

Bienvenidos a franquimanía

Antes de arrancar, me gustaría preguntarte querido franquimaníaco ¿Alguna vez te ha pasado que has intentado emprender bajo el paraguas de este modelo de negocio, pero finalmente lo has tenido que desestimar por algún factor determinado que no contemplaste inicialmente?

Hoy, te facilitamos una serie de puntualizaciones, conceptos y realidades que, que debes conocer. Sólo así podrás hacer los cálculos de manera precisa y hablar con propiedad de números con la central, pudiendo concretar el desembolso inicial requerido para montar tu franquicia:

  • “Las cosas claras, y el chocolate espeso”: A fin de evitarte sorpresas posteriores, cuando consultes a la central la inversión que has visto publicada en su web, o cualquier otro medio, sería aconsejable que te especifique si en ese desembolso se contemplan partidas tan relevantes como el IVA o la obra civil.
  • “No hablamos en exactitud, hablamos en aproximado”:Cuando se pone el sobe la mesa el término inversión, siempre se hace acompañado del concepto “aproximada”. Y es que resulta difícil calcular el desembolso exacto que se precisa para montar una franquicia, ya que está sujeto a partidas como la obra civil, que pueden oscilar entre lo previsto inicialmente y el importe final.
  • “El local rules”: Para aquellas redes que precisen de establecimiento, es ley escrita que la adecuación de este va a suponer un porcentaje muy elevado del total del desembolso inicial. La ubicación y acondicionamiento del local son dos conceptos vitales para obtener la cuantía definitiva.
  • “Invirtamos con cabeza”: No existe una regla universal sobre los recursos propios que uno ha de poseer para afrontar la inversión. Si bien es cierto que es recomendable contar con un porcentaje que oscile entre el 40 y el 50% del total del desembolso inicial. Recurrir a una financiación excesiva puede comprometer la viabilidad futura del proyecto.
  • “Las tres Marías del gasto”: Como en todo, con excepciones, pero las tres partidas más importantes de gasto en la actividad cotidiana son el coste de personal, las compras y el alquiler del local.
  • “Tocando fondo… sí, pero de maniobra”: Este concepto hace referencia a los recursos que precisaremos para afrontar, con garantías, la actividad diaria durante los primeros meses del proyecto. El tiempo que se recomienda disponer de esos recursos varía de una franquicia a otra, de esta manera encontramos alguna firma que aconseje disponer de un fondo que represente el 50% de los principales gastos cotidianos, de forma mensual y constante. En cualquier caso, siempre es aconsejable contar con esta partida para asegurarnos que estamos cubiertos.

Y ya sabes, estamos todas las semanas aquí en el blog actualizando contenido

¡Hasta la semana que viene!

Irene Téllez

Directora Ejecutiva SGF1 en Alfa F

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

“Briconsejos” en franquicia