Blog

El perfil de las redes sociales, el mejor escaparate para tu franquicia

Hoy en día, se dice que si una empresa no tiene redes sociales, no existe. Pero no basta con tenerlas, hay que sacarles partido para hacer crecer la notoriedad de la marca. Y es aquí donde surge la gran pregunta: ¿Existe alguna fórmula de éxito a la hora de gestionar las redes sociales?

Engagement, el gran olvidado

Lo más importante no siempre es el número de seguidores. Disponer de una comunidad virtual activa que interactúe con tus publicaciones no es, aunque lo pueda parecer, un objetivo imposible. Para ello, debemos potenciar el engagement, que es el grado de interacción del consumidor con la marca. Muchas empresas descuidan este aspecto y únicamente prestan atención al número de seguidores de la cuenta. Sin embargo, en términos de engagement son mucho más valiosos los comentarios y las interacciones que generen tus publicaciones.

Sin duda, contar con un buen engagement implica que tu contenido no pase desapercibido. Por ello, para lograr una mayor fidelización y una alta interacción por parte de tus seguidores, tu contenido debe ser interesante y generar conversación.

Los hashtags y los influencers, puntos clave en la difusión          

Si tu objetivo  es conseguir llegar a un público más amplio y empezar a construir tu comunidad virtual, tanto la utilización de hashtags como la contratación de influencers pueden ayudarte.

Muchas veces, los usuarios revisan las publicaciones que contienen un determinado hashtag que les interesa y así es como pueden descubrir tu empresa. Los hashtags son especialmente efectivos para hacer ganar alcance a tu marca.

Otra opción es promocionar tu marca en una comunidad de seguidores que ya está asentada, como lo es la de un influencer. Algunos aceptarán promocionar tu marca a cambio de un producto o servicio gratis, mientras que otros supondrán un mayor desembolso económico.

A la hora de elegir un influencer como embajador de marca, debemos prestar atención al público objetivo al que queremos llegar. Por ejemplo, si tu negocio opera únicamente en Andalucía, te compensa más contratar a un microinfluencer andaluz que a un influencer con un gran número de seguidores a nivel nacional. En primer lugar, porque te saldrá mucho más barato. En segundo lugar, porque así vas directo al público de clientes potenciales que te interesa.

También debemos comprobar que los seguidores del influencer son reales y no “bots” o seguidores comprados. Para ello, existen diversas herramientas que te permitirán conocer sus estadísticas y algunos datos importantes como el promedio de interacciones diarias o la edad media de sus seguidores.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

El perfil de las redes sociales, el mejor escaparate para tu franquicia