¿Buscas una franquicia?

Resolvemos tus dudas

Consulta nuestro directorio
con más de 1.000 franquicias

Tartalia

Cafetería, heladería y chocolatería

Enseña de repostería de calidad.

El modelo de negocio de la franquicia Tartalia consiste en la distribución de productos de pastelería, de elaboración propia, y algunos productos complementarios de carácter accesorio.

En la franquicia Tartalia se cuida al máximo la materia prima y todos los productos son sometidos a rigurosos controles de calidad.

El objetivo de la franquicia Tartalia es ofrecer la máxima calidad al mejor precio combinando sabores de tartas tradicionales (chocolate, almendra, nata, yema, etc.) con otros más innovadores o exóticos (arándanos, flambeados, yogur, mousses, etc.).

Aún a pesar de su variedad, la oferta de la franquicia Tartalia se presenta muy bien estructurada y permite un modelo de negocio sencillo de gestionar.

Además, para la franquicia Tartalia es fundamental contribuir a ofrecer una alimentación sana y equilibrada, procurando el bienestar y la salud de las personas.

Con dicha premisa como objeto de su trabajo, y pensando en sus clientes, el departamento de I+D de Tartalia trabaja diariamente para aportar nuevos productos más equilibrados a su oferta.

Una formación inicial amplia y detallada para que el franquiciado y su personal, cuando fuera el caso, asimilen completamente la operativa diaria del negocio.

El proceso de formación inicial se completará con el apoyo al franquiciado en los primeros días de inicio de actividad, destinando personal experimentado de la central de franquicia que le ayudará en esos primeros momentos clave para el éxito final del negocio.

Asesoramiento y apoyo práctico de carácter continuo, incluyendo la formación para futuras mejoras y actualizaciones que la central de franquicia introduzca en el negocio para mantenerlo siempre vivo y a la vanguardia del sector.

Actuación en régimen de exclusividad dentro del territorio acordado con la central de franquicia.

Visitas de control de la operativa de los establecimientos franquiciados, a fin de verificar su adecuación a los procesos determinados por el franquiciador y evitar fallos que pudieran poner en peligro la viabilidad del negocio.

Adquisición de productos a través un único proveedor en condiciones ventajosas en precio y frecuencia de suministro.

Diseño y gestión de las acciones publicitarias y promocionales en beneficio de toda la red, mediante el Fondo de Marketing generado por las aportaciones de todos los establecimientos de la red, propios y franquiciados, a través del Canon de Marketing.

Incorporarse como franquiciado a la red de franquicias Tartalia conlleva automáticamente una serie de ventajas cuyo objeto final será la reducción significativa  del riesgo de fracaso que todo negocio conlleva, así como una mayor capacidad para rentabilizar la actividad y el capital invertido en el negocio.

Asimismo convertirse en franquiciado de la franquicia Tartalia implica una serie de compromisos que, paradójicamente, persiguen el mismo objetivo mencionado: evitar el fracaso.

El éxito de sus tartas elaboradas diariamente de forma artesanal y durante un periodo de tiempo tan extenso, ha hecho que Tartalia sea hoy en día una marca de referencia en el sector.

Consecuencia de ello y tras la mejor prueba de fortaleza de un negocio como es el hecho de disponer de miles de clientes fieles a la marca a través de sus múltiples establecimientos, Tartalia se lanza a un proceso de expansión mediante el sistema de franquicia, que podrá llevar este exitoso modelo de negocio a las zonas más concurridas de otras ciudades de nuestro país, acercando así sus productos a nuevos clientes.

Para ello, ha sido fundamental el “saber-hacer” de la dirección técnica de la marca, que con sus más de 30 años de experiencia ha permitido optimizar y estandarizar los procesos, creando un negocio sencillo degestionar y de muy poco personal, que además no requiere de cualificación previa.

La experiencia que la franquicia Tartalia posee en la gestión de unidades propias, la convierten en un modelo a seguir en el cumplimiento de la premisa básica de cualquier franquicia: la capacidad de transmisión a emprendedores de negocios probados con éxito en establecimientos propios.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Tartalia