Blog

El verano, la mejor época para poner una franquicia

franquiciados; franquicias verano; emprender; poner una franquicia

Independientemente de si te encuentras en el interior o en la costa, poner una franquicia en verano es cada vez más la opción elegida por los emprendedores.

Cuando llega el verano, aumentan indudablemente las ganas de salir a la calle, ir a una terraza o dar un agradable paseo. Estas actividades se traducen en un aumento de ingresos para las empresas y hay que saber cómo sacarle partido.

Es importante estar al tanto que no todas las opciones son acertadas para el verano. Aquellas franquicias más recomendables en las que invertir en esta época estival serán las del sector de la restauración. Bares, restaurantes o heladerías son la opción perfecta para emprender durante las vacaciones. Está claro que las terrazas se convierten en el bien más preciado y encontrar un hueco libre, ya sea en una ciudad de interior o en el paseo marítimo de cualquier ciudad costera de la península, es tarea complicada. Por tanto, conseguir poner una franquicia de restauración con una amplia terraza y presentar como novedad un modelo de negocio en esta época supondrá una garantía de éxito bastante notable. Pero no solo se beneficia de esto el sector de la restauración, sino que las tiendas de moda y complementos, entre otras, también ven fuertes resultados en sus ventas durante los meses de julio y agosto, llegando a conseguir hasta el 30% de su facturación anual.

Si bien indicamos que se trata de un periodo del año clave para emprender y poner una franquicia, también habrá que tener en cuenta las diferentes estrategias que deberán llevarse a cabo para potenciar el éxito del negocio. Presentar una estrategia veraniega atractiva con ofertas y descuentos, será primordial para atraer a los clientes que por primera vez entran en contacto con la marca. Estas ofertas, deberán ir relacionadas con el verano, el calor, las vacaciones, con el fin de despertar en los consumidores esos estímulos que potencian el deseo de compra.

Por el contrario, tal y como indicábamos al inicio de este artículo no todos los modelos de negocio son recomendables iniciarlos en este periodo del año. Por ejemplo, los gimnasios no consiguen hacer el agosto. En este caso, sus meses álgidos serán los previos a este, es decir durante los meses de abril y mayo por los cuales la gente empieza lo que comúnmente se conocer como “operación bikini”.

Poner una franquicia en verano es altamente recomendable, pero para ellos deberá conocerse el sector y tener en cuenta los parámetros planteados anteriormente. Ahora solo queda, atreverse y emprender pero sobre todo ¡disfrutar del verano!

¿Te ha gustado? Compártelo