Blog

El Factor Vocacional del Nuevo Autónomo (NA) clave en el éxito de la franquicia

Ignacio Encinas, Consultor Asociado León mundoFraquicia 

De todos es sabido que la franquicia es una buena opción para iniciar un negocio como N.A. ya que facilita la copia de un modelo de éxito comprobado y asegura rapidez y eficacia en la puesta en marcha y la obtención de resultados con ciertas garantías

Una buena parte de estos NA viene de haber trabajado por cuenta ajena.

Un estudio de Adecco nos dice que el 57% de los NA se considera ahora más feliz que cuando trabajaba por cuenta ajena, y curiosamente el 70% preferiría volver a su antiguo estado y trabajar para otro en lugar de seguir por su cuenta. Podríamos llamarlo “La paradoja del NA” trataremos de explicar a qué se debe.

Por un lado el NA disfruta de ventajas muy apetecibles:

  1. A pesar de los “mitos”, realmente, el tiempo que dedica es el mismo o menos que en un antiguo trabajo.
  2.  Puede trabajar desde casa.
  3. Establece sus propios horarios y compatibiliza con familia, hobbies, etc..
  4. Trabaja en lo que le gusta.
  5.  En muchos casos no depende, ni necesita a nadie.

Es decir, aprecia enormemente la libertad de esta nueva forma de trabajar frente a la rigidez que padecía anteriormente.

¿Por qué ese deseo de volver a la situación anterior?

Para entenderlo hay que pensar en :

  1. El 41% de los NA ha emprendido por pura necesidad de autoempleo y sólo el otro 59% lo componen empresarios vocacionales cuya primera alternativa ha sido esta, o que emprenden su segundo o tercer negocio.
  2. El peso del autoempleo forzado, representado en la figura del ex trabajador por cuenta ajena que dispone de una pequeña indemnización recibida por despido, (insuficiente para prejubilarse), ha ido aumentando desde el comienzo de la crisis y la franquicia se ha adaptado a esta situación reduciendo la dimensión y los requisitos : cánones de entrada, inversiones, etc. de la mayor parte de ellas desarrollándose un nuevo tipo de franquicia “ low cost”.
  3. Consecuencia de lo anterior es la falta de experiencia al frente del negocio de los NA. El 37% de ellos tienen muy poca ( menos de 1 año ) y el 26% poca (entre 1-3 años).
  4. Falta de aptitud y actitud (en muchos casos) comercial y de orientación a resultados, lo cual dificulta enormemente la consecución de los objetivos de ventas. (lo manifiesta un 40% de los NA).
  5. El 54% se queja de soportar cargas sociales y administrativas muy elevadas.
  6.  El 91% consiguen ingresos no muy elevados (menos de 100.000 €/año)

Por tanto, es interesante reflexionar sobre la importancia de conseguir incrementar el “matiz vocacional” como requisito deseable en el perfil del aspirante a franquiciado. Solo así conseguiremos empresarios resistentes a la frustración capaces de superar las adversidades que el mercado les irá imponiendo y que con tesón logren consolidar su negocio de franquicia en una situación mercado inestable y complicada.

Quizá de esta manera logremos aumentar ese 30% de NAfelices y satisfechos”, que, por sí solos merecen un capítulo aparte

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

El Factor Vocacional del Nuevo Autónomo (NA) clave en el éxito de la franquicia