Blog

Diez puntos a tener en cuenta para comprar una franquicia

Pablo Gutiérrez, Socio Director General de Operaciones de mundoFranquicia

Será preciso concretar el segmento de actividad en el que estaríamos interesados en desarrollar un negocio y con el que nos encontremos completamente identificados

  1. Conoce las peculiaridades de un acuerdo de franquicia.
    Adquirir la condición de empresario franquiciado exigirá un conocimiento previo de las características y las peculiaridades de este tipo de relaciones comerciales y de las obligaciones que representará en la explotación y gestión de nuestro nuevo negocio.
  2. Evalúa tus cualidades y aptitudes.
    Todo empresario que se plantee la franquicia como sistema para la creación y puesta en marcha de un nuevo negocio, tendrá que meditar detenidamente su decisión y autoanalizar sus aptitudes personales y grado de cualificación profesional.
  3. Analiza tu capacidad de inversión.
    La adquisición de una franquicia, como el inicio de cualquier negocio, supondrá para el futuro franquiciado hacer frente a unas inversiones previamente establecidas, lo que requerirá la disponibilidad de los fondos necesarios para ello. Sin duda este factor acotará las posibles alternativas de negocio a las que podamos optar y guiará nuestro proceso de búsqueda de financiación.
  4. Selecciona el sector de actividad e identifica una alternativa de negocio.
    Son numerosos los sectores que emplean la franquicia como fórmula de expansión empresarial y, en definitiva, amplias las posibilidades de selección. Será preciso concretar el segmento de actividad en el que estaríamos interesados en desarrollar un negocio y con el que nos encontremos completamente identificados.
  5. Obtén información sobre las franquicias que te interesen.
    Conocer el tipo de información que podemos solicitar al franquiciador se convertirá en un aspecto esencial para optar por la alternativa más adecuada.
  6. Haz un análisis detallado de cada propuesta de franquicia.
    Para cada una de las alternativas de negocio que hubiésemos seleccionado dentro del sector de actividad de nuestro interés, tendremos que iniciar un análisis en el que basar nuestra decisión. Para ello será preciso analizar el mercado, el concepto de negocio, la experiencia del franquiciador y el tipo de asociación propuesta.
  7. Contrata los servicios de un consultor de franquicias.
    Lo ideal será conseguir un asesoramiento profesional con el que seguramente veremos ampliada nuestra información y propias conclusiones. Su soporte será de gran valor en aspectos jurídicos, conceptuales y, por supuesto, en materia de valoración de la viabilidad económica del proyecto.
  8. Analiza el mercado de implantación.
    Trata de prever los resultados de la explotación en el mercado en el que deseas desarrollar la actividad, prestando especial atención al potencial de demanda, al dimensionamiento del mercado, a las empresas competidoras y sus propuestas de negocio, zonas preferentes de apertura,…
  9. Constata la veracidad de la información con otros franquiciados de la cadena.
    Conversar con actuales franquiciados de la enseña de nuestro interés nos permitirá obtener una información adicional de gran importancia que seguramente no encontraremos en ningún documento informativo. Esto también nos servirá para constatar la veracidad y solvencia del proyecto que se nos propone. Con independencia del proceso a seguir en la integración en una u otra cadena, la amplia variedad de negocios en los muy diversos segmentos de actividad que actualmente están franquiciando y el carácter jurídico de la relaciones de franquicia, hacen aconsejable contar con asesoramiento especializado de un consultor de franquicia.
  10. Cuenta con la asistencia de un profesional en la negociación y firma de tu contrato.
    Será importante contar con la presencia de un consultor especializado en franquicias, que nos asesore en el transcurso de las conversaciones con la central y esté presente en el acto de firma del contrato.

Son muy numerosas las directrices de una relación en franquicia y es preciso analizarlas y concretarlas con anterioridad a la firma del contrato. En este sentido, la intervención de una firma de consultoría adquiere una especial relevancia.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Diez puntos a tener en cuenta para comprar una franquicia