Actualidad

Hacia un nuevo modelo que revoluciona el aprendizaje de 0-3 años

Los pequeños van a aprender a ordeñar, a elaborar pan y a manipular la lana, entre otras actividades.

Que hay metodologías educativas que no pueden catalogarse de convencionales es una realidad tangible. Así se entiende desde Kinder School. Tanto es así, que el listado de actividades veraniegas de estas escuelas, que busca mejorar y adaptarse a las nuevas necesidades de niños y padres, se cuenta por el número de talleres en los que la naturaleza, las manos y el medio ambiente van a convertirse en los protagonistas del verano de los pequeños.

Kinder School Escuelas Infantiles, que permanecerá abierta durante los meses de julio y agosto, ha planificado sesiones de aprendizaje totalmente manipulativas. A modo de ejemplo:

  • Elaboración de pan
  • ¿Cómo se ordeña una vaca?
  • Manipulación de la lana
  • Ensaladas de la huerta

La propuesta pedagógica de este tipo de centros no está todo lo generalizada que sería deseable, pero está claro que existen una tendencia cada día más notable, en lo que se refiere a la concienciación de que el futuro pasa por planteamientos similares a los que se aplican en estas Escuelas Infantiles,   y se complementa con otros aspectos que le señalan como una tipología de centro en constante desarrollo. Su programa educativo está en total consonancia con otras cuestiones como, por ejemplo, el modelo de alimentación.

Hace unos meses, estas Escuelas Infantiles decidieron fundamentar las comidas en el centro en un concepto ecológico y bio. Supervisados por un amplio elenco de expertos en nutrición infantil, se emplearon en elaborar menús en sus cocinas propias, potenciando el consumo de legumbres, pastas, verduras y arroces en sus primeros platos. En los segundos, se apuesta por la carne blanca o roja y el pescado cocinado con distintas formas de cocción, conservando todas las propiedades nutricionales. La fruta completa la mesa de los pequeños.

Los hábitos alimentarios a edades tempranas condicionan la salud del niño y su desarrollo intelectual, motivo por el cual, desde Kinder School se persigue que esa labor de concienciación y adquisición de hábitos no se quede en el centro educativo. Así que, cada mes, se envían recetas neurosaludables a las familias, muy fáciles de hacer.

Kinder School lleva 15 años liderando el sector, a lo largo de los cuales han pasado un total de 15.000 niños por sus aulas. Con un 97% de satisfacción de los padres y una media de 235 días lectivos al año para facilitar la conciliación familiar horario de 07:00 a 19:00), las Escuelas Infantiles suponen la piedra angular del aprendizaje del futuro para la franja de edad de 0-3 años.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Hacia un nuevo modelo que revoluciona el aprendizaje de 0-3 años