Actualidad

Micromecenazgo para ser socio de una franquicia por 1.000 euros

Entre las distintas formas de financiación participativa que existen, la franquicia ha optado por el equity crowdfunding, una fórmula por la que un inversor privado realiza una aportación (tique) para la puesta en marcha o el desarrollo de un negocio, aporte que le da derecho a tomar una participación en la empresa. Lo importante en esta operativa es poner en contacto a los interesados en invertir con los que buscan esa aportación para su negocio. Y aquí entran las plataformas online.

La consultora mundoFranquicia impulsa la sociedad Alfa F Crowdfunding y FDS Group tiene también en funcionamiento desde hace algo más de un año la plataforma Crowdgoon. “Ponemos en contacto proyectos de franquicias con gente que quiera participar en ellos”, señala el director general de FDS Group, Adrián Soler.

El responsable de la consultora apunta que se trata de un sistema que está comenzado en el que todavía no existen demasiados proyectos, pero que tiene un importante potencial de desarrollo. Crowdgoon cuenta con el apoyo de la plataforma de equity crowfounding Socios Inversores, que aporta la parte tecnológica y la experiencia del que fuera director de Franquicias del Banco Sabadell, Pere Casas.

Los objetivos que llevan a una franquicia a optar por el micromecenazgo pueden ser tanto como para el desarrollo de la propia empresa como para la apertura de algún establecimiento en concreto.

Por su parte, Alfa F Crowdfunding se ha puesto en marcha de manera conjunta por mundoFranquicia, el grupo inversor Alfa F y la empresa de equity crowdfunding Fellow Funders. El acuerdo permitirá que cualquier inversor, a partir de los 300 euros, pueda participar hasta en cinco proyectos de alto rendimiento, proyectos que estarán integrados en distintas Sociedades de Gestión de Franquicias (SGF).

Funcionamiento

Tanto Fellow Funders como Socios Inversionistas están autorizados para operar por el regulador de la CNMV. Una en el caso de Crowdgoon y la otra en AlfaF Crowdfunding son las encargardas de analizar los proyectos. Una vez pasan el análisis se suben a la plataforma y se abre el periodo de inversión. Los usuarios registrados que estén interesados acceden a su estudio y pueden incluso entrar en diálogo con el emprendedor. Todos ellos tienen acceso a la documentación del proyecto. Una vez que la empresa alcanza la financiación necesaria se procede a escriturar la ampliación de capital que dará entrada a los nuevos socios en el accionariado. Mientras que, en caso de no alcanzar el objetivo de inversión, se devuelven las aportaciones.

En todo caso, el director general de FDS Group señala que hay algo que todos los que quieran invertir bajo esta fórmula deben tener presente y es que estas inversiones tienen un elevado riesgo. A favor, que muchas de estas inversiones cuentan con desgravaciones fiscales que pueden ser de hasta el 30 por ciento de la inversión según la CCAA.

Proyectos

La enseña MyBike Mobile, un concepto de taller móvil que ofrece servicios de reparación y mantenimiento de cualquier tipo de bicicleta y que se gestiona a través de una aplicación, es una de las marcas que ha optado por esta forma de financiación. A través de Fellow Funders, ha lanzado una campaña para recaudar 300.000 euros en la que la aportación mínima es de 603,20 euros.

El creador de la marca, Andre Jaramillo, explica que han optado por esta fórmula para que “cualquier ciclista no solo pueda ser usuario si no también propietario”. Alrededor de un mes ha durado el proceso de captación de fondos en una ronda que han dado por finalizada a comienzos de marzo.

El proceso, cuenta el fundador de MyBike Mobile, “tiene mucho trabajo detrás. Tienes que hacer unas 20 presentaciones y no sabes si el que está detrás piensa poner 100 euros o 100.000 euros en tu negocio”. Si bien parece que la fórmula ha resultado todo un éxito, pues ya piensa en poner en marcha una nueva ronda de financiación. La compañía prevé lanzar este año una nueva campaña de crowdfunding para captar 1,5 millones de euros.

La panadería Elias Boulanger es otra de las marcas que ha optado por esta fórmula de financiación. En su caso lo ha hecho para la puesta en marcha de una nueva tienda en la calle Londres de Barcelona. La enseña ha elegido la plataforma de Crowdgoon para conseguir el capital con una ronda de financiación que tiene por objetivo obtener 131.200 euros.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Micromecenazgo para ser socio de una franquicia por 1.000 euros