Actualidad

Suben los precios en los Hipermercados ante la caída de ventas

El frenazo del consumo en España se ha cebado en los hipermercados y las tiendas tradicionales. Ambos canales de distribución experimentaron caídas en su volumen de compras, según el último Informe del Consumo Alimentario en España, elaborado por el Ministerio de Agricultura. El pequeño comercio vendió un 5,4% menos que el año anterior, mientras que los hipermercados, que solo han logrado incrementar los ingresos al subir los precios, presentaron un descenso del 2%.

La evolución de los principales canales de compra el pasado 2018 ha sido dispar. Por un lado, destaca el crecimiento en volumen de los supermercados y autoservicios en un 1,4%, manteniendo la tendencia creciente de los últimos cuatro años.

También sigue creciendo la compra por internet en un 13,6% respecto al ejercicio anterior, situándose como canal emergente, aunque su participación dentro del mercado sigue siendo baja (1,3%, según los datos del Ministerio), por lo que puede considerarse un canal que tiene aún un alto potencial de desarrollo, teniendo en cuenta, además, su baja participación dentro de los productos frescos, de tan solo el 0,6%.

Las tiendas de descuento, lideradas por las cadenas alemanas Lidl o Aldi, también evolucionan de forma positiva, con un 0,4% de incremento en su volumen de compra respecto a los doce meses previos. Durante el año 2018, de diciembre fue el mes en el que mayor concentración de gasto hubo por parte de los hogares españoles, algo habitual al coincidir con la concentración de las fechas navideñas.

Respecto a la evolución en valor, destaca el crecimiento de supermercados y autoservicios con un 3,9%, al igual que las tiendas de descuento con un 2,2%. Pero especialmente significativo en este caso es el crecimiento del comercio electrónico, que asciende al 21,3%. Por el contrario, la tendencia es negativa en el caso de las tiendas tradicionales, con una caída del 4,5%, y en el de los hipermercados, que aunque crecen, sólo consiguen un ligero incremento del 0,3%.

TIENDAS VERSUS SUPERMERCADOS

Con los datos de que disponemos a día de hoy, las tiendas tradicionales y especializadas pierden el pulso con los supermercados, incluso en productos frescos. Los españoles prefieren cadenas como Mercadona, Carrefour o Dia para llenar la cesta de la compra, relegando a un segundo plano a las tiendas de barrio, que no paran de perder cuota de mercado.

Por cadenas, Mercadona ha reforzado su liderazgo en este segundo trimestre, alcanzando ya el 26,1% del gasto que realizan los españoles en gran consumo, lo que supone un crecimiento del 1,2 puntos respecto a 2018, según datos de la consultora Kantar Worldpanel.

Carrefour, que cerró 2018 cediendo 0,2 puntos de cuota, vuelve a crecer en 2019, y tras un buen arranque del año, consigue mantener la segunda posición, situándose con un 8,7%, lo que supone 0,3 puntos más que un año antes. Dia, aunque muy alejada de su tope, y con un 6,6% de cuota, sigue siendo tercera pese a sus dificultades financieras.

EL GASTO DE LOS ESPAÑOLES

Los hogares españoles gastaron en alimentación  68.538 millones de euros durante el año 2018, dato que refleja un incremento del 1,6% respecto a 2017. Este aumento se debe solo a un mayor precio medio de los alimentos, con una subida del 1,8%, ya que el volumen total adquirido por parte de los hogares se redujo un 0,2%, hasta los 28.827 millones de kilos.

La tendencia al decrecimiento desde 2013 a 2017 se evidencia en el IPC. Fueron años en los que las cadenas tuvieron que bajar los precios ante la crisis, para intentar mantener el consumo. Pero, desde entonces, la alimentación se ha vuelto a encarecer, hasta alcanzar su valor máximo en los últimos ocho años.

A pesar de que España ha registrado un ligero incremento de la población, el hecho de que hayan aumentado también el número de hogares de menor tamaño y sin hijos, sumado a la subida generalizada de los precios, hace que caiga el consumo dentro del hogar en términos de volumen.

En relación con el consumo, los únicos grupos poblacionales que incrementan el consumo de alimentos y bebidas durante 2018 son los hogares monoparentales, en un 2,9%, y los adultos independientes, en un 6,2%. Las parejas con hijos mayores y las parejas sin hijos mantienen un consumo estable con respecto al año anterior. El resto de los grupos de población disminuye su consumo total, con descensos de entre el 0,5% y el 1,6%.

 

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Suben los precios en los Hipermercados ante la caída de ventas