Noticias sobre franquicias

Stop a las plagas

Uno de los problemas que más pueden afectar , y de hecho lo hace, a los negocios son las plagas de insectos. La constante afluencia de clientes y mercancías ha convertido a los bares y restaurantes en espacios muy susceptibles de sufrirlas. Los perjuicios que originan no sólo se miden en términos de salud, sino también económicos.

Es por ello que la compañía Anticimex,  más de 20 años de experiencia en el control de plagas dentro del sector horeca, ha elaborado el primer ‘Estudio sobre las plagas más comunes en bares y restaurantes’.

Las plagas más típicas que pueden afectar a los bares y restaurantes son las de cucarachas e insectos voladores, junto con las de roedores. Todas ellas son un potencial peligro para el consumidor, ya que son transmisores de microorganismos causantes de enfermedades y pueden contaminar los alimentos. Estas suelen encontrarse en el almacén o en las cocinas, aunque pueden difundirse a otras zonas en caso de infestaciones descontroladas.

Así, al detectar una plaga, es primordial evitar que los empleados intenten terminar con ella por su cuenta, ya que “no dará ningún resultado”. Por norma, los bares y restaurantes están obligados a disponer de una empresa de control de plagas que realice las tareas y control de este tipo de infestaciones. Por ello, Tapias considera que el mejor consejo es “ponerse en manos de una empresa especializada que utilice los últimos productos y sprays matamoscas del mercado”.

“Los insectos se reproducen rápidamente y su capacidad para expandirse en cortos períodos de tiempo es asombrosa”, señala Jordi Tapias, director técnico de Anticimex España. “Si detecta su presencia, para evitar su dispersión y los consiguientes problemas por mala reputación, es clave consultar con un especialista en control de plagas, tomar medidas de prevención y actuar con rapidez”.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo