Noticias sobre franquicias

Pascual aumenta un 14% su beneficio

El grupo de alimentación cerró el pasado ejercicio con una facturación de 690 millones, un 3% más, impulsado por todas sus líneas de negocio salvo la de Bifrutas y zumos, cuyos ingresos cayeron un 13,2%, de 65 millones a 56,4 millones, según las cuentas presentadas por la compañía.

No todas las áreas de negocio han funcionado igual. Calidad Pascual facturó 440,5 millones con su división de lácteos, un 0,5% más, pese a la bajada del consumo de leche (-0,4%) registrada el año pasado en España, que se vio compensada por un ligero alza del mercado en valor (+0,5%). El negocio de agua del grupo (Bezoya) se disparó un 9%, hasta 127,3 millones, y ya supone casi el 20% de los ingresos de Calidad Pascual. La línea de ovoproducto (derivados del huevo) y otros, creció un 33%, hasta los 56,5 millones. Los ingresos por prestación de servicios pasaron de 6,7 a 9 millones.

Respecto a el resultado de explotación de Calidad Pascual cayó un 2,1% el año pasado, hasta los 37,1 millones, debido al alza de los aprovisionamientos, por el alza del negocio, y de las amortizaciones, por mayores inversiones. Sin amortizaciones, el resultado de explotación habría crecido un 4%. Además, la empresa redujo el año pasado sus gastos financieros en dos millones, aumentando el beneficio antes de impuestos un 4,8%, hasta 26,9 millones.

En relación con el pago de impuestos , Calidad Pascual pagó 15 millones el año pasado, algo menos que en 2017.

PRONÓSTICO DE FUTURO

Según las cuentas elaboradas por la compañía, en 2019 se espera un alza del resultado de explotación. Calidad Pascual, que valora sus marcas en 232 millones, en línea con 2017, tenía 9,2 millones en efectivo y equivalentes a 31 de diciembre, frente a 8,6 millones un año antes. La empresa contaba, al finalizar 2018, con un saldo vivo de 170 millones correspondientes al crédito sindicado de 200 millones que firmó en 2016 con vencimiento en junio de 2021, cuando tendrá que hacer frente a un reembolso final de 120 millones.

La financiación incluía un crédito revolving de hasta 40 millones -el año pasado dispuso de 7 millones- y un acuerdo marco en el que se regula su acceso a líneas de factoring, pago a proveedores y avales -sus líneas operativas ascendieron a 143 millones el año pasado-.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo