Noticias sobre franquicias

Nace el primer spa orgánico y vegano

Bajo el nombre “Wellness & Food Experience” este nombre surge una experiencia que pretende aunar bienestar y gastronomía vegana. Para ello, Slow Spa, el primer gran spa en Barcelona orgánico y vegano ubicado a pie de calle, y el restaurante de cocina fusión asiática vegana Roots & Rolls se han unido para crear esta propuesta en pleno corazón del Eixample barcelonés. Consiste en un pack que combina una sesión completa de belleza y un menú degustación especial para dos personas, que puede disfrutarse tanto en horario de comida como de cena.

La experiencia comienza con un jacuzzi, durante el cual se ofrecen cava y fruta y un masaje corporal relajante o descontracturante en Slow Spa, un espacio de 450 metros cuadrados inspirado en los wellness de los mejores hoteles de lujo del sudeste asiático que ofrece tratamientos de relajación y belleza con productos 100% naturales, orgánicos y veganos.

Posteriormente, la comida o cena se ofrece en el restaurante Roots & Rolls, un espacio ubicado a escasos metros del spa y de cuyos fogones se puede probar su fusión de cocina asiática-japonesa con infinitud de verduras y especias.

El pack básico tiene un precio de 150 euros por pareja y consta de una sesión de jacuzzi y un masaje, ambos de 30 minutos, seguido de una degustación de seis platos, con bebida incluida. Los clientes podrán probar el kimchi casero, las  palomitas de coliflor, las gyozas rellenas de sésamo, tofu y champiñones, tres unidades de sushi variado por persona, kari coco o ramen miso. Y, para finalizar el ágape, trufas de chocolate.

En la opción premium, que se eleva a los 240 euros por pareja, el jacuzzi inicial también dura media hora, mientras que el masaje es de 50 minutos y el menú gastronómico que le sucede incluye ocho platos, entre los que hay: kimchi casero, cacahuetes de wasabi y azúcar de coco, palomitas de coliflor, gyozas rellenas de sésamo, tofu y champiñones, ensalada de algas wakame, nueve unidades de sushi variado por persona, kari coco o ramen miso y, de postre, brownie con aguacate y helado de coco. Los dos menús incluyen una copa de vino, cava, cerveza o un refresco.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo