Noticias sobre franquicias

Muerde La Pasta anuncia la reapertura de 20 establecimientos en España

  • La cadena inicia su plan de desescalada a nivel nacional. A lo largo de esta semana abrirá de nuevos sus puertas en Madrid, Catalunya, Comunidad Valenciana, Andalucía, Murcia, Aragón, Galicia, Extremadura y Castilla la Mancha

  • Prevé tener todos sus establecimientos operativos la primera semana de julio

  • Para ello, ha puesto en marcha un Plan de Contingencia Post Covid-19, que incluye medidas higiénico sanitarias adicionales al APPCC de sus restaurantes, para garantizar la experiencia segura en sus establecimientos

Muerde la Pasta, enseña líder de la división de restauración Tastia Group, llevará a cabo a lo largo de esta semana la reapertura de 20 establecimientos en España. La compañía inicia su proceso de desescalada, abriendo de nuevo sus puertas en nueve Comunidades Autónomas: Madrid, Catalunya, Comunidad Valenciana, Andalucía, Murcia, Aragón, Galicia, Extremadura y Castilla la Mancha.

Asimismo, la cadena prevé seguir llevando a cabo reaperturas en los próximos días, y tener todos sus establecimientos operativos la primera semana de julio.

“Como siempre hemos dicho, en Tastia Group hacemos fácil lo difícil. Ese es nuestro espíritu, y así queremos que sea nuestro regreso. Dejamos atrás el periodo más duro al que hemos tenido que enfrentarnos a nivel profesional y personal. Debemos extraer reflexiones y aprendizajes, que nos hagan resurgir más fuertes todavía, con todas las garantías de seguridad y calidad para todos, pero manteniendo la misma esencia que nos hace únicos” afirma José María Carrillo, CEO de Tastia Group.

Muerde la Pasta ha estado trabajando a fondo para adaptar su modelo a la nueva realidad. Así la cadena anuncia su vuelta con las máximas garantías de seguridad y calidad. Para ello, ha puesto en marcha todo un Plan de Contingencia Post Covid-19, que incluye medidas higiénico sanitarias adicionales al APPCC del restaurante, tanto organizativas, como de distanciamiento interpersonal, de higiene, manipulación, limpieza y desinfección, para garantizar que todos sus establecimientos son seguros para todos, tanto para empleados como para clientes, y en todas las fases (recepción, almacenamiento, elaboración y servicio).

En este sentido, Muerde la Pasta cuenta con Certificados de Buenas Prácticas y de Desinfección COVID-19 emitidos por PRODER, tras haber implantado un plan de Limpieza y Desinfección especial con productos químicos antivirus registrados en el listado de productos autorizados por parte del Ministerio de Sanidad, así como el certificado EZSA Sanidad Medioambiental, con el fin de garantizar la desinfección de superficies frente al COVID-19, proporcionando un entorno higiénico y seguro.

Así, antes de cada reapertura, la cadena llevará a cabo un trabajo de desinfección total de todos sus establecimientos, para garantizar la esterilización de todas las superficies de las instalaciones. Estas acciones de prevención se unen al conjunto de medidas de seguridad por las que siempre ha apostado la marca.

Plan Tutti a Salvo

Una de las principales novedades de la vuelta de Muerde la Pasta es su nueva operativa: cumpliendo con la normativa actual, la compañía ha apostado por el Buffet asistido, donde la cadena se pone al servicio de sus clientes y serán los empleados de cocina quienes sirvan a los clientes, evitando que exista cualquier tipo de contacto directo entre las partes.

Gracias a este nuevo servicio, Muerde la Pasta refuerza una de sus señas de identidad, conservando la misma variedad, frescura y calidad de sus ingredientes y materias primas, aplicando, aún más si cabe, las máximas garantías en materia de seguridad alimentaria.

Para transmitir esa confianza a los consumidores, la cadena ha puesto en marcha el Plan “Tutti a Salvo” con el objetivo de informar a sus clientes sobre todos los protocolos que se han puesto en marcha para garantizar la experiencia segura en los restaurantes. Así, de forma gráfica podrán estar plenamente informados de todos los procedimientos a seguir, con el objetivo de que volver a comer juntos se haga de nuevo realidad, con total seguridad para todos.

En los diferentes soportes se informa a los clientes del uso obligado de mascarillas y guantes en zonas concretas, mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros, la presencia de dispositivos hidroalcohólicos, o la señalización en el suelo para marcar el pasillo del lineal. Asimismo, se realizarán limpiezas y desinfecciones en el restaurante cada 30 minutos.

Además, al tratarse de establecimientos de referencia para el público familiar, es importante que los niños estén siempre acompañados por un adulto, para asegurar que se cumplen todas las medidas de prevención. De momento, los parques infantiles permanecerán cerrados.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo