Noticias sobre franquicias

Los españoles cada vez comemos más sano y plato único

Preferimos menús más sencillos o, incluso, el plato único. Cada vez comemos más sano y la ensalada es el plato más habitual en los hogares españoles. Eso es lo que se desprende del Informe de consumo de alimentación en España 2018  que ha presentado el ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas.

Otro dato a considerar es que cada español ingirió casi 768 kilos o litros de alimentos y bebidas, en los que se gastó más de 2.526 euros anuales. La mayoría dentro del hogar, solo un 13,9% de la ingesta se realizó fuera de casa.

En grandes cifras, el consumo total en España fue de 33.464 millones de kilos y litros, con un gasto de 103.077 millones de euros, un 0,5% más que en 2017, con lo que se mantiene la tendencia creciente de los últimos años. Dos tercios del gasto se destinan a la cesta de la compra de alimentación y un tercio a bares y restaurantes (34.539 millones).

Los hogares con hijos concentran una mayor proporción de consumo en relación a su peso poblacional, junto con las parejas adultas sin hijos, y retirados. Por su parte, los hogares de jóvenes comen menos en casa.

Las comunidades con mayor consumo alimentario per cápita en el hogar son Baleares, Cataluña, Canarias, Galicia, Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla y León, Aragón, Castilla-La Mancha y País Vasco, todas superan la media nacional. El gasto per cápita más alto se produce en el País Vasco junto con Cataluña, seguido por Galicia.

Los productos que suponen un mayor volumen son las frutas, hortalizas, patatas, leche y derivados lácteos. Juntos representan más de la mitad de los alimentos consumidos en los hogares españoles. La carne y pescado se llevan un tercio del presupuesto para comida del hogar.

Los españoles tienden hacia productos listos para consumir (ensaladas preparadas, platos precocinados o cápsulas de café), y reducen la ingesta de azúcares y de proteínas de origen animal. El aceite de oliva, clave de la dieta mediterránea, recupera protagonismo, con incrementos del 9,2% en volumen de aceite virgen y del 7,2% en el de calidad virgen extra.

En volumen, fuera del hogar se consumen más bebidas (69%) que alimentos (31%), mientras que la proporción se invierte en términos de valor (40% en bebidas y 60% en alimentos) por el precio medio total y el tipo de producto que se consume. Cada español se gastó 1.029 euros en comer y beber fuera y consumió 138 kilos o litros de media.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo