Noticias sobre franquicias

La cadena de supermercados DIA confía en recuperar su nivel de ventas de 2018

Dia espera cerrar el ejercicio de 2019 con unas ventas netas de entre 7.000 y 7.200 millones de euros, frente a los 7.288 millones de 2018, según las previsiones del plan de negocio de Letterone para la compañía que han sido facilitadas a posibles nuevas entidades financiadoras en el curso de las negociaciones de las nuevas líneas de financiación anunciadas ayer.

Según estas proyecciones, preparadas antes de la liquidación de la opa sobre Dia y comunicadas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el grupo espera que las ventas netas “irán convergiendo hacia el nivel de 2018 en 2020 e incrementándose anualmente en porcentajes de un solo dígito alto hasta 2023”.

LetterOne es la sociedad controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman, dueña de casi el 70% de Dia y ha cerrado un acuerdo con la banca acreedora sobre la refinanciación que garantiza el acceso de la cadena de supermercados el acceso a 771 millones de euros de liquidez, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Sin embargo, este acuerdo se ha producido sin un grupo de hedge funds (Silver Point, CarVal, White Box, Cross Ocean y Davidson Kemper Capital Management) que compraron la deuda de la cadena de supermercados con descuentos del 50% y a los que ahora se les pedía un préstamo adicional de 280 millones de euros. La negativa de estos inversores institucionales a prestar por debajo de un interés del 10% ha obligado al resto de acreedores, pero sobre todo a LetterOne, a poner más dinero.

De este modo, la financiación a largo plazo se estructurará mediante una ampliación de capital por valor de 600 millones de euros –de los cuales 500 serán asegurados por LetterOne tal y como se había anunciado–, otros 200 corresponderán a un préstamo asegurado por la sociedad controlada por Fridman y los 71 millones restantes por los acreedores actuales.

Esta entrada de liquidez, dinero que podrá ser utilizado a lo largo de los próximos cuatro años para asegurar la continuación del negocio y su reposicionamiento para ser competitivo a largo plazo, ofrecerá a la cadena de supermercados “estabilidad para una estructura de capital totalmente alineada con el objetivo de construir, a través del crecimiento de las ventas, unos resultados financieros que aseguren el futuro del negocio”.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo