Noticias sobre franquicias

Grupo La Mafia inicia la desescalada con la implantación de un estricto protocolo de seguridad e higiene

La compañía reinicia su actividad con servicio de recogida, entrega a domicilio y terraza en 10 regiones de España que han entrado en Fase 1

Los locales se preparan ya para entrar en la Fase 2 con todas las medidas de seguridad e higiene dentro de los locales

Grupo La Mafia ha adaptado todo el protocolo de seguridad e higiene recomendado por las autoridades sanitarias para reabrir sus puertas en los restaurantes que puedan acometer la apertura en función de la fase en la que se encuentre la provincia en la que están ubicados.

A día de hoy, ya son 13 los restaurantes La Mafia que ofrecen servicio de entrega y recogida del pedido en el restaurante y algunos de ellos han puesto en marcha sus terrazas. Durante este mes, el resto de franquiciados, en función de las características de sus restaurantes, están acabando de acondicionar sus establecimientos para garantizar la máxima seguridad e higiene a los clientes.

Además de las medidas recomendadas por el Ministerio de Sanidad para el sector de la restauración, Grupo La Mafia ya ha incorporado como novedad en sus terrazas una carta virtual mediante código QR, un método que garantiza la máxima higiene para los clientes a la hora de realizar su pedido. El código QR estará ubicado en cada mesa y el cliente con su Smartphone podrá descargarse la carta cómodamente en su móvil y escoger qué plato desea sin tener ningún tipo de contacto físico. La voluntad de la compañía es extenderlo a todos sus restaurantes franquiciados e implantarlo también en el interior una vez que esta modalidad esté permitida. Además, para asegurar mayor higiene y seguridad a sus clientes, las mesas se montarán en el momento que lleguen los clientes, para cumplir con la normativa de evitar objetos a la intemperie, y habrá dispensadores de gel hidroalcohólico en sitios independientes tanto para empleados como para clientes.

Otras medidas tomadas por la cadena de restauración son la separación entre mesas para asegurar la distancia de seguridad entre comensales, la desinfección de las superficies cada cambio de actividad, y acceso solo permitido a personal libre de síntomas. Además, todo el personal tendrá que ir con mascarillas y guantes desechables durante toda su jornada. Así mismo, se ha establecido como pago prioritario, el realizado con tarjeta para minimizar el contacto.

Y por último, todos los empleados tendrán que superar un curso en el que se les formará sobre toda la normativa y su aplicación al sistema de trabajo y seguridad en Covid-19, antes de reincorporarse a su puesto de trabajo.

Durante el confinamiento, Grupo La Mafia ha estado trabajando en la estrategia de negocio, con el foco puesto en la innovación y la tecnología, para adaptarla a los nuevos cambios en los patrones de consumo, y en cómo modificar las operaciones de sus locales para mejorar la eficacia. Javier Floristán, propietario de Grupo La Mafia, se muestra optimista con la vuelta a la normalidad: “nuestro país se basa en la socialización y aunque la psicología del consumidor quede tocada tras el confinamiento, todos tenemos muchas ganas de volver a las calles a tomarnos  esa cerveza bien fría, como a todos nos gusta, y por su puesto abrazarnos con amigos y seres queridos.”

Para Javier Floristán, el futuro del sector restauración pasa por reducir el tamaño de los locales y potenciar el delivery, aunque no lo ve en ningún caso como la salvación del sector, por sus altos costes. Tras la crisis sanitaria, es de esperar una crisis de liquidez y de confianza por parte de los consumidores, lo que augura un posible crecimiento de la restauración organizada respecto a la independiente en los próximos años

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo