Actualidad

Gobiernos y empresarios, motor de smartphones encriptados

Alexandre Vasconcelos, director de operaciones de la brasileña Sikur Phone ha convertido el entonces insípido interés de los consumidores en la ciberseguridad- en 2014- en una plataforma de software y apps encriptadas, las cuales más tarde – a mediados de 2018- se transformaron en la columna vertebral de un smartphone ciberseguro.

“Hicimos un partnership con Sony. Borramos el software de un modelo Xperia y pusimos el nuestro”, explicó Vasconcelos en entrevista con Expansión.

Vasconcelos explicó que en el tiempo que llevan en el mercado han visto que dado el incremento en el número de ciberataques, sobre todo a aplicaciones financieras, el interés tanto de gobiernos como de empresarios en productos como el suyo ha crecido también.

Actualmente, el director dijo que Sikur Phone suministra servicios y sus equipos a gobiernos en Asia, Medio Oriente, Estados Unidos y en América Latina a Brasil y aunque han visto interés de México no se ha concretado una oportunidad.

El directivo explicó que si bien en su momento intentaron desarrollar su propio hardware actualmente la oportunidad vendrá con las alianzas, como la que desarrollaron con Sony, misma que podrían desarrollar con otros fabricantes, aplicaciones e incluso operadores telefónicos con quienes podrían extender su alcance al consumidor final.

“No necesitamos sacar un teléfono nuevo cada año como los otros fabricantes. El hardware no es lo que resulta vital para nosotros sino el software y las aplicaciones que este puede tener. (…) Podríamos poner nuestro software en cualquier otro OEM como Samsung. Estamos en conversaciones con algunos de ellos”, dijo.

Otras firmas como la española Blackphone han intentado atacar también el mercado de smartphones ciberseguros; sin embargo, no han dado el resultado esperado aún.

Operadores como vehículo de seguridad

Tras el más reciente acuerdo que hicieron con la app financiera de Brasil, Logbank, con la que desarrollaron una plataforma transaccional encriptada, Vasconcelos dijo que hacia adelante el objetivo de la empresa será explorar el mercado del consumidor final con este tipo de apps, las cuales buscan proveer por medio de los operadores telefónicos.

La visión es aprovechar los usuarios que las telefónicas tienen y los equipos ya activados sobre sus redes para ponerles su software y capas de seguridad propias

Esto podría convenir a los operadores en un momento en el que buscan abrir nuevas vertientes de ingresos ante la caída de facturación por servicios convencionales de telefonía.

De cara a 2025, se estima que les interés en smartphones encriptados genere un mercado de 4,924 millones de dólares, según cifras de Allied Markets, con un ritmo de crecimiento promedio anual de 22.3%.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Gobiernos y empresarios, motor de smartphones encriptados