Noticias sobre franquicias

Fresh Laundry llega a Barcelona

Fresh Laundry, la cadena de lavanderías autoservicio con liderazgo consolidado en Catalunya, ha abierto una nueva franquicia en el número 33 de Rambla de Santa Perpètua de Mogoda. Con éste, ya se alcanza la cifra de 33 establecimientos. Tras iniciar en 2016 su proceso de expansión,

La empresa ha abierto 6 establecimientos en lo que va de año y ha consolidado su estructura para seguir creciendo progresivamente.

A un ritmo de apertura de casi un establecimiento al mes, Fresh Laundry ya tiene previstas las inauguraciones de cuatro establecimientos más en los próximos meses, entre los que se encuentra el que será primer local de Fresh fuera de Catalunya, ubicado en Madrid.

“Hemos hecho una apuesta decidida por llevar nuestra marca a tantos puntos del mapa como sea posible. Mejoramos nuestro departamento de comunicación, nos asesoramos con los mejores expertos en expansión de empresa y llegamos a un acuerdo con el Banco Sabadell para facilitar la financiación de los franquiciados.  Estimamos que seguiremos creciendo rápidamente hasta prácticamente doblar nuestra facturación en 2016”, asegura Roberto Haboba Gleizer, propietario de la enseña.

Constituida como empresa en 2013, el ritmo de crecimiento de Fresh Laundry ha sido constante y progresivo, pasando de los 4 locales con los que comenzó 2014, a la previsión de 55 para 2017. Fresh Laundry doblaría así su presencia en todo el país, apuntando a Madrid, Andalucía y Valencia como principales focos de expansión.

El modelo de franquicia

De los 33 establecimientos Fresh Laundry que hay por el momento, 30 son franquiciados, lo que supone más de un 90% de los locales de la enseña de lavanderías autoservicio.

La constante búsqueda de novedades que aporten un rasgo diferencial a la empresa, como el servicio exclusivo de lavado para ropa de mascota Fresh Pets, la búsqueda de los espacios mejor ubicados y cercanos a otros comercios, o el apoyo logístico y de asesoramiento recibido son algunos de los factores que impulsan a los franquiciados a repetir su apuesta.

La inversión mínima inicial para abrir una franquicia Fresh Laundry ronda los 80.000 euros; no obliga al pago de cánones ni royalties por publicidad y reporta una facturación media de 40.000 euros anuales.

“Nuestro lema es que no montamos lavanderías, sino negocios. Y queremos llevar cada nuevo negocio al éxito lo más eficiente y rentablemente que sea posible”, declara Roberto Haboba Gleizer.

 

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo