Noticias sobre franquicias

Dieta Coherente nos señala las claves para activar las defensas

Con el objetivo de que nuestro sistema inmunológico funcione correctamente, nuestra alimentación debe contener la cantidad necesaria de vitaminas y minerales, por lo que debemos incluir alimentos frescos y de temporada para garantizar su máximo contenido nutricional. Desde Dieta Coherente, franquicia formada por una red de nutricionistas y farmacéuticos expertos en dietética, nos señalan las claves para activar las defensas:

 

  1. Debemos reforzar la dieta con alimentos ricos en vitamina C o Ácido Ascórbico. Esta vitamina favorece la producción de glóbulos blancos y anticuerpos. Es muy antioxidante, estimula las defensas y favorece la absorción del hierro. Aseguramos su ingesta tomando cítricos (naranja, mandarina, pomelo, limón) y verduras como el tomate o el brécol. Recuerda no cocer en exceso las verduras ya que la vitamina C se destruye por calor y se disuelve en el agua de cocción. Mejor al vapor, o en tarteras pequeñas con poca agua.
  2. Es importante incluir más fuentes de vitamina E o Tocoferol, que fortalece la respuesta inmunológica frente a los agentes patógenos y es muy antioxidante por su capacidad para captar oxígeno. La podemos obtener de los frutos secos y del aceite de oliva.
  3. Es muy importante que en nuestra alimentación esté presente la vitamina A (retinol en alimentos de origen animal y carotenos en alimentos de origen vegetal). Esta vitamina protege la piel y mucosas, mejora la visión y ayuda a evitar infecciones, sobre todo del aparato respiratorio, ya que favorece las defensas y renueva los tejidos. También juega un papel importante en la prevención del cáncer. Está presente en muchos alimentos de color naranja, rojo y amarillo, como la calabaza, la zanahoria y en algunas verduras de color verde oscuro, hígado, lácteos, huevos, etc.
  4. Muy importantes son los microelementos (precisamos menos de 100 mg/día) pero tienen funciones muy interesantes para reforzar las defensas. El Zinc favorece la cicatrización de las heridas y es fundamental para fabricar leucocitos o glóbulos blancos, los “soldados” de nuestro ejército de defensas. Activa más de 100 enzimas de tu cuerpo. Ojo con los suplementos de hierro o la fibra pues reducen su absorción. Se encuentra en las proteínas de origen animal (carne, pescado, marisco, ostras, hígado, lácteos) cereales integrales y legumbres.
  5. El Hierro interviene en la formación de células, en el transporte de oxígeno, en la creación de energía y en el sistema inmunitario. Lo encontramos en forma hemo de mayor absorción (hígado, carnes rojas, morcilla, pescado y marisco) y en forma no hemo (legumbres, frutos secos) que precisa vitamina C o medio ácido para absorberse. La fibra y los taninos del café o el vino reducen su absorción. Si se tiene bajos los niveles de hierro es  probable que uno se notes cansado y estará más propenso a catarros, gripe e infecciones.
  6. El Selenio participa en la estructura de varias enzimas antioxidantes, ayuda a quemar los depósitos de grasa y activa la glándula tiroides. Ayuda a la formación de glóbulos blancos, su déficit disminuye la actividad bactericida y la respuesta de los anticuerpos.  Su contenido en los alimentos, depende de la calidad del suelo, sus principales fuentes son las nueces de Brasil, marisco, pescado de mar, carnes y vísceras.
  7. El Cobre forma parte de enzimas que participan en la formación de proteínas del tejido conjuntivo (colágeno), protegen de los radicales libres y mejoran el transporte de Hierro. La piel y las mucosas son la primera barrera de defensas por lo que el cobre reduce la incidencia de infecciones. Aumenta el consumo de marisco, hígado, carnes, aves, frutos secos y legumbres.
  8. Es muy importante seguir una dieta hormonalmente equilibrada como la Dieta Coherente: para activar el sistema inmunológico. Es conveniente comer 5 veces al día. En cada comida se debe incluir proteína, grasa favorable (aceite de oliva, aguacate, frutos secos, aceitunas) e hidratos favorables (frutas o verduras de temporada, cereales integrales, pan artesano, arroz o patatas).

 

Creada por la Doctora en Farmacia y Nutricionista Amil López Viéitez, Dieta Coherente se adapta a todo tipo de personas: deportistas, embarazadas, lactancia, dietas personalizadas por patologías, de adelgazamiento, antiaging, vegetarianas o veganas. Además, ofrece planes para empresas en el marco de la RSC.

 

www.dietacoherente.com

 

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo