Blog

Franquicias de mascotas: para los apasionados de los animales

Franquicia mascotas, animales, gatos, perros

El número de hogares con mascotas se multiplica en los últimos años. Si eres un apasionado de los animales y no eres veterinario, las franquicias de mascotas pueden ser tu oportunidad para sentirte realizado haciendo lo que más te gusta.

Eso sí, está recomendado para personas que les gusten mucho los animales. Aunque este tipo de línea de negocio tiene y ha tenido sus altibajos, sin duda puede ser rentable. Requiere gran implicación y echarle horas. Sin embargo, la inversión no es demasiado elevada y puede ser una alternativa para aquellos emprendedores que no cuentan con el título oficial de veterinario.

 

A favor y en contra 

Las franquicias de animales cuentan con una gran competencia. Por un lado con otras tiendas de animales que tienen en su zona, y por otro, con las grandes superficies, que ya tienen todo tipo de alimentación para mascotas, accesorios o juguetes. A esto, se suma la venta por parte de las clínicas veterinarias. Raro es acudir a alguna que no tenga una gran exposición con todo tipo de vestimenta, comida o utensilios para tu mascota.

Aun con estas barreras, debes pensar que la gente con mascotas cada vez siente más interés y preocupación por sus animales. Procura cuidarlos y abastecer todas sus necesidades como si se tratara de un miembro más de la familia.

Una alternativa para lograr diferenciarte puede ser por ejemplo contar con un servicio de baño y peluquería a la última, o incluso disponer de una consulta de veterinario (siempre que esté colegiado, pues es obligatorio). Así los clientes pueden hacer el servicio completo para sus mascotas.

Entre los ejemplos top 10 de franquicias de animales más conocidas del sector está la española “Yellow Pet”, de alimentación y complementos para mascotas, con gran presencia en Francia, España y Reino Unido. El pasado 2015 inició su andadura con franquicias físicas (tiene previsto hasta 2018 la apertura de las 20 primeras en España y Francia). Su inversión no es demasiado alta (un capital inicial de unos 16.000 euros mínimos con un máximo de hasta unos 28.000) y como uno de los requisitos exige disponer de un local de unos 100 m2 mínimo.

 

Algo más que perros y gatos

No limites tu franquicia de animales única y exclusivamente a perros o gatos. Estos son los animales más habituales en los hogares. Sin embargo, una vez que han pasado el período de cachorros, dejan de ser entrañables y atractivos de cara al consumidor. Lo mejor es mantener un acuerdo con criadores y evitarlos en la tienda desde pequeños. Mejor haz este tipo de transacciones por encargo. Amplía tu franquicia a otras especies.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Franquicias de mascotas: para los apasionados de los animales