Blog

Franquicias de gasolineras. Un negocio en auge

Franquicia Gasolinera, Gasolinera Lowcost

Las franquicias de gasolineras en nuestro país son un negocio en auge en los últimos años. Tengamos en cuenta que la gasolina (aunque no es un producto de primera necesidad) sí es necesaria, por lo que su demanda es constante.

A pesar de sus prolongadas y complicadas negociaciones, sobre todo para poder llevar a cabo posibles aperturas de nuevas estaciones de servicio, desde hace un tiempo ya es posible y mucho menos complicado unirse e implicarse en la aventura de montar una gasolinera.

Otro factores como la ley reguladora de las instalaciones de estaciones de servicio en centros comerciales y en polígonos industriales también han contribuido al crecimiento del número de franquicias de gasolineras.

Aún así adentrarte en el negocio del repostaje puede resultar un tanto complicado si no estás dentro del mundillo, o eres todo un experto en el sector. Pero eso sí, nunca es imposible.

Ya sabemos que es un negocio nada barato, pero si cuentas con un presupuesto considerable, ten en cuenta que es estable desde su apertura y casi con seguridad recuperarás a corto plazo sus beneficios.

Marcas conocidas

Si te decantas por una marca conocida cuenta con la elevada inversión. Es cierto que una marca conocida por el consumidor ya te facilita gran parte del trabajo. Vas a ir respaldado por una gran marca. Por ejemplo BP. Se sitúa entre los primeros nombres del mercado en España, y tiene equipos de asesoramiento especializados.

¿Prefieres una gasolinera low-cost?

Ahora son muchos los emprendedores que meten la cabeza en el sector a través de las gasolineras low-cost. El precio de la gasolina se ha incrementado tanto en los últimos años, que el consumidor está muy pendiente de la diferencia en céntimos/litro entre una gasolinera y otra.

Primero de todo, necesitamos el espacio (entre 200 y 1500 m2 aproximadamente). Entérate del plan urbanístico de la zona donde quieres montar la gasolinera y de los accesos con los que cuenta. Lo recomendado es construirla en salidas o entradas a poblaciones, polígonos industriales o zonas comerciales. No te olvides de hacer un estudio sobre el tamaño y afluencia de la población, y echa un vistazo al número de gasolineras que hay de la competencia. Una vez tengas clara la zona, deberás solicitar el Certificado de Compatibilidad Urbanística.

La característica principal de este tipo de gasolineras  low-cost es el ahorro de costes estructurales. Es verdad, la inversión es elevada, pero piensa en el ahorro posterior, ya que los gastos añadidos (por ejemplo, de personal) son mínimos.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Franquicias de gasolineras. Un negocio en auge