Franquicias

- Publicidad
TOPS 
Patrocinado por:
Franquicias TERRA VITAE
Directorio de franquicias y comercio 2014
Buscador de Franquicias:
Nombre de la franquicia:
Rango de inversión:

Estás en: 

Franquicias - Inicio

Reportajes

Reportajes

Corea del Sur, economía proyectada al exterior
Corea del Sur cuenta con una economía fundamentada en las exportaciones, aunque tiene una fuerte dependencia de la importación de materias primas, especialmente combustible. La inversión extranjera tiene así sus principales bazas en las energías renovables, pero también en maquinaria de envasado y médica, cosméticos, etc.
Profesionales liberales - 4 de Enero de 2007

La economía de Corea del Sur se caracteriza porque ha ido reduciendo el peso de su sector agrario desde que en 1960 comenzó a promover una rápida industrialización, impulsada por los planes quinquenales económicos llevados a cabo por el Gobierno y por la adopción de un modelo de desarrollo similar al japonés. La actividad agraria, desde entonces, goza del apoyo y protección estatal para asistir las necesidades de arroz, patatas, soja, maíz y verduras.

Actualmente, superada la crisis asiática de 1997 que desembocó en una crisis financiera y de balanza de pagos para la República Coreana, se ha convertido en una de las once mayores potencias comerciales del mundo. No obstante, en sólo dos años, y gracias al Fondo Monetario Internacional -que concedió la mayor ayuda de su historia-, y a las ayudas económicas de Estados Unidos y Japón, Corea del Sur volvió a su situación habitual de crecimiento. El ICEX señala que el incremento para 2004 fue de 4,6%.

Carente de recursos naturales, la economía surcoreana ha estado basada desde la década de los 60 en el sector industrial, sobre todo en siderurgia, química, electrónica y semiconductores. Sin embargo, también se caracterizaba por un fuerte intervencionismo estatal en todos los procesos productivos y por los chaebol (conglomerados industriales, como Samsung y Hyundai), que impedían el desarrollo de las Pymes y dificultaban la libre competencia. Por este motivo, estas grandes empresas han sido sometidas a una reciente reforma legislativa.

En los últimos años, la fuerza de los sectores financiero, tecnológico y de telecomunicaciones, el desarrollo de las infraestructuras y la cualificación del capital humano han llevado a una importante expansión del sector servicios.

En cuanto al sistema financiero, ha experimentado una notable liberalización tras la crisis asiática. Liberalización que ha chocado con los intereses de los chaebol, que monopolizaban el crédito, ya que las instituciones financieras buscaron en el crédito a particulares una vía de desarrollo de nuevas oportunidades de negocio. Así, promovieron el uso de las tarjetas de crédito, hacho que desembocó en una situación de acumulación de impagos que llevó a la quiebra a la principal entidad emisora LG Card, absorbida por un banco estatal. El problema es que el mercado financiero carece de una regulación adecuada para hacer frente a los retos de la globalización y la integración, con lo que cabe la posibilidad de que se produzcan situaciones similares a esta.

Relaciones comerciales

La economía surcoreana tiene el pilar básico de su crecimiento en las exportaciones. El país disfruta de una gran proyección exterior, aunque esto supone un peligro para su producción interior, que se encuentra supeditada a los precios internacionales. En 2004, las exportaciones experimentaron un notable crecimiento (28,44%), que se explica con la especialización de sectores con gran crecimiento de demanda, la reducción de costes laborales, la deslocalización de la producción, etc. Los principales productos que exporta son electrónicos, sobre todo móviles, así como automóviles y de la construcción naval.

En 2005, las previsiones de estancamiento de sus principales mercados de exportación (China, Estados Unidos y la Unión Europea), de encarecimiento de las materias primas o de los salarios, de intensificación de la competencia, etc., afectarían a la actividad exportadora.

También la construcción residencial se sitúa como uno de los puntos económicos fuertes de Corea.

Los hábitos de consumo, otra de las particularidades del mercado surcoreano, se han visto afectados por la occidentalización de las costumbres y estilos de vida. El consumo, por lo tanto, ha experimentado un fuerte crecimiento gracias a los bajos tipos de interés, la baja inflación, los incentivos fiscales y las facilidades para acceder a las tarjetas de crédito.

Sus principales socios son Estados Unidos, Japón, China, Francia y Alemania, de los que importa materias primas, sobre todo energéticas, y a los que exporta buques, automóviles y productos químicos, electrónicos y eléctricos.

En el caso de España, las relaciones comerciales se encuentran limitadas por la protección coreana sobre los productos agrarios. La Unión Europea ha logrado introducir en el mercado coreano exportaciones cárnicas y persigue conseguir lo mismo con cítricos y lácteos.

Oportunidades empresariales

Corea del Sur, el país de la OCDE con el nivel más bajo de endeudamiento público, tiene sus principales atractivos empresariales en la libertad para importar cualquier producto y en un régimen arancelario muy moderado, a excepción del caso de productos agrarios. La inversión extranjera está liberalizada en la gran mayoría de los sectores industriales. Asimismo, se han impulsado los incentivos y se han simplificado los procedimientos y la creación de zonas especiales para la inversión extranjera. Sin embargo, la recuperación de la crisis asiática ha tenido como consecuencia una caída de la inversión directa extranjera, aunque sigue existiendo un sustancial interés en el sector de las finanzas y de las telecomunicaciones.

Los empresarios españoles pueden encontrar buenas opciones de mercado en diferentes áreas. En primer lugar, cabe destacar el importante aumento de la construcción, una vez superada la crisis de 1997, conlleva una fuerte demanda de materiales de construcción, como piedra natural y revestimientos cerámicos, tejas…, así como otros sectores relacionados de forma indirecta, como el de muebles.

Otros sectores con potencial de demanda son el de los cosméticos y el del turismo, así como el de las tecnologías de la comunicación y el de los productos cárnicos y derivados, vegetales, cítricos y lácteos...

Asimismo, Corea es el primer país productor de barcos. Sin embargo, un informe de la OM advirtió en 2005 que esta actividad se llevaba a cabo a través de ayudas públicas ilegítimas y subvenciones cruzadas, perjudicando así a la industria europea. La normalización de la actividad puede ser una salida a la hora de invertir.

De momento, los sectores de electrodomésticos, moda y telecomunicaciones son los de mayor presencia española en Corea del Sur.

<< volver a reportajes
España  •  Portugal  •  México  •  Brasil

mundoFranquicia consulting
José Echegaray, 8
Parque Empresarial de Las Rozas. 28232 Las Rozas, Madrid.
916 404 576 │ info@mundofranquicia.com
www.mundofranquicia.eswww.mundofranquicia.com

Madrid • Barcelona • Valencia • Sevilla • Santander • Valladolid
Las Palmas de Gran Canaria • Castellón • Palma de Mallorca
  •    
  •    
Miembro de:AEFFIAFFront Consulting
TarifasAviso LegalPolítica de privacidadPolítica de calidad
2014 © mundofranquicia consulting. Todos los derechos reservados.
Empresa certificada: Oficina Central Madrid
Alcance: Consultoría para proyectos de franquicia, expansión, asesoramiento e intermediación al franquiciado, servicios divulgativos a franquicias y empresas en general
Powered by ICONS Soluciones Informáticas: www.icons.es
Este sitio web puede utilizar cookies. Si continua navegando acepta que podamos hacer uso de las mismas. Aceptar y ocultar barra