Blog

¿Qué monto? Dos puntos básicos para no fallar

Pedro Cantalapiedra, Director de Consultoría de mundoFranquicia

Los retos para montar una nueva franquicia pasan por una autoevaluación real de nuestro perfil

Negocio, como norma general, diríamos que no existen negocios buenos, ni malos por sí mismo, sino que son las personas que están detrás de estos negocios, los que hacen los negocios malos o buenos, será básico pues que cada nuevo franquiciado y después de haber realizado una autoevaluación detecte aquellos sectores y negocios que más se adecuen a su perfil. Una vez visto esto, el franquiciado deberá realizar los estudios pertinentes para separar la paja del trigo, aquí nadie tiene una varita mágica para saber que funciona y que no, lo que sí está claro es una cosa, contra más estudios hagamos y más datos verifiquemos, más posibilidades tendremos de acercarnos a la realidad de las franquicias estudiadas y acertar en la elección de la misma, importante varios tipos de análisis:

  • Plan de viabilidad y caso base financiero, fundamental tener claros los números del negocio a montar, tanto en el monto total para poner en marcha el negocio, como cuenta de resultados esperada.
  • Análisis del franquiciador, si vamos a firmar con alguien un contrato que nos vincula durante 5 o 10 años , más vale que nos aseguremos que ese franquiciador hace las cosas bien, tiene beneficios, no está muy endeudado, en definitiva , que no nos vamos a encontrar muertos en el armario.
  • Análisis de la red franquiciada, quizás donde más tomamos la temperatura a la red, es básico, si vamos a montar una franquicia, el hablar con los franquiciados existentes y conocer su nivel de satisfacción.

Local, si se puede sacar una lectura positiva después del huracán de la crisis y de la tímida recuperación económica, es que nos encontramos un mercado inmobiliario con muchas más opciones, esto propicia el poder conseguir ubicaciones apropiadas en una condiciones ventajosas en renta, tiempo, eliminación de traspasos, incluso en CC se está consiguiendo aportaciones a fondo perdido para cubrir parte de la inversión inicial.

Así vemos que los retos para montar una nueva franquicia pasan por una autoevaluación real de nuestro perfil, un estudio completo de la franquicia elegida, además de una elección acertada del local donde instalarnos.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

¿Qué monto? Dos puntos básicos para no fallar