Blog

¿Y si me toca la lotería por qué no invertir en una franquicia?

Paloma Fernández, Responsable de Comunicación de mundoFranquicia

Por la cabeza recorren en esos días previos a la celebración del sorteo miles de pensamientos sobre lo que haríamos con los diferentes premios.

La lotería es todo un clásico especialmente en de las fechas navideñas. Año tras año se contagia entre prácticamente toda la población española, por no decir la totalidad, la ilusión de ganar El Gordo de la Lotería de la Navidad. Por la cabeza recorren en esos días previos a la celebración del sorteo miles de pensamientos sobre lo que haríamos con los diferentes premios.

Creo que una de las frases más comunes que se escuchan por las calles en esos días previos es “Si me tocara la lotería no trabajaría más”. Y es cierto que soñamos con vivir sin trabajar contando con una cantidad de dinero que nos permita vivir confortablemente sin tener ser empleado y acudir todos los días a un puesto de trabajo que desgraciadamente en muchas ocasiones es rutinario y poco motivador. Con el dinero de un premio como la lotería algunos se conforman con un viaje, otros con un coche, con una casa o simplemente con reparar esos pequeños agujeros que tenemos en nuestras vidas. Pero ninguno tenemos sueños baratos como dice un conocido anuncio publicitario.

Hay que tener en cuenta que el dinero como cualquier recurso se agota y si no se utiliza de manera consciente y con responsabilidad contando con los medios para suministrarlo a lo largo del tiempo, más que una alegría del momento puede que nos llevar a una ruina como escuchamos en ocasiones de casos.

Es por ello por lo que una buena forma de asegurar que ese dinero va a ser sostenible en el tiempo y nos va a permitir obtener una rentabilidad monetaria en el tiempo es invirtiendo. Pero invertir ¿en qué? ¿En un piso? ¿En un coche? ¿En acciones? ¿En bonos del estado? Quizá esa vena arriesgada y emprendedora que todos tenemos puede llevarnos a invertir en una empresa.

Sin ser expertos inversores, la franquicia es un modelo que te permite realizar una inversión en un activo con el que te puedes permitir obtener unos ingresos a lo largo del tiempo. La franquicia como modelo empresarial tiene una ventaja que es la de reducir en relación con emprender por cuenta ajena el riesgo de fracaso, ya que se basa en un sistema probado con éxito por un emprendedor que ha arriesgado en la puesta en marcha de una empresa y que ha acertado. Este “acierto” que técnicamente lo llamamos know-how es el que compramos y del que nos beneficiamos para poner en funcionamiento un negocio con superiores probabilidades de éxito.

Hay modelos de franquicia que te permiten invertir únicamente sin tener que trabajar, de manera que el sueño de dejar de trabajar se cumple con la franquicia. Si has sido uno de los afortunados en ganar alguno de los premios de la lotería, te animo a plantearte otra forma diferente de invertir dicha cantidad en una actividad de interés que te guste y contando con el invertir en un sector de interés y en marcas de prestigio.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

¿Y si me toca la lotería por qué no invertir en una franquicia?