¿Buscas una franquicia?

Resolvemos tus dudas

Consulta nuestro directorio
con más de 1.000 franquicias

Happink

Imprenta-Reprografía-Rotulación

La franquicia Happink es una empresa que cuenta con tiendas especializadas en la distribución de consumibles para impresoras, fotocopiadoras y faxes.

La franquicia Happink es una empresa que cuenta con tiendas especializadas en la distribución de consumibles para impresoras, fotocopiadoras y faxes.

En Happink no solo solo destacamos por tener mejor precio, sino que envolvemos todo el proceso de compra de un asesoramiento experto, donde la interacción con el cliente se convierte en una enriquecedora experiencia.

Gracias  a la franquicia Happink podrás ser tu propio jefe en tu propio negocio, tienes la oportunidad de participar en uno de los negocios mas rentables en la actualidad y con mayor proyección, donde encontraras un abaja inversión económica y las mayores garantías de éxito.

Una tienda Happink es un negocio fácil de gestionar, en tu propia ciudad y con las mayores posibilidades de éxito, ya que la modalidad de franquicia que te ofrecemos te permite reducir los riesgos al contar con la experiencia de varios años en el sector,

El mercado de consumible informático no para de crecer ya que las personas y empresas imprimen en sus propias casa y oficinas, lo que antes se enviaba a imprimir a las imprentas, es por esto que el consumo creciente de cartuchos, toners y papeles esta prácticamente asegurado y papeles esta prácticamente asegurado

El concepto de la franquicia Happink es que se trata de un establecimiento comercial moderno, especializado en la distribución de consumibles. Los clientes no tendrán que esperara ni un segundo para disponer en su cartucho o toner inmediatamente, ademas de ofrecer el precio mas competitivo del mercado y con las ventajas de disponer del asesoramiento que tu podrás ofrecerles.

El perfil del franquiciado que buscamos es aquellas personas con capacidad emprendedora y sobre todo con ganas de gestionar su propio negocio. No se necesita tener experiencia. Tan solo con entusiasmo, la inversión económica inicial y la completa formación y el apoyo que te proporcionares desde la central franquiciadora, podrás gestionar y rentabilizar tu propia tienda desde el primer día.

¿Te ha gustado? Compártelo