¿Buscas una franquicia?

Resolvemos tus dudas

Consulta nuestro directorio
con más de 1.000 franquicias

Franquicias Kumon

Clases particulares

Kumon son centros de aprendizaje con un método de enseñanza de calidad contrastada a nivel mundial.

La franquicia Kumon es un método de aprendizaje a largo plazo que desarrolla una serie de habilidades y capacidades en los alumnos a través de dos programas: Lectura y Matemáticas.

Los alumnos resuelven ejercicios adaptados a su nivel de conocimiento que fomentan el aprendizaje autónomo. El alumno va adquiriendo conocimientos cada vez más avanzados de forma progresiva. El profesor recibe formación sobre la aplicación de los programas para poder impartirlo y supervisar el trabajo de los alumnos en clase. Puede haber alumnos de diferentes edades en una misma clase.

Gracias a los dos programas, los estudiantes adquieren habilidades de aprendizaje autodidacta y aumentan la confianza en sí mismos. Constituye un método autodidacta ya que son ellos quienes encuentran por sí solos una forma de superar cualquier dificultad que se les presente. El personal docente ofrece a los alumnos la orientación que necesitan para tomar las riendas de su aprendizaje, lo que a su vez, aumenta su motivación para rendir y obtener buenos resultados.

Aprender a estudiar es un proceso que requiere tiempo, programación y dedicación. Kumon consiste en aprender de cara al día de mañana. Sin duda, se trata de la mejor preparación para tener éxito dentro y fuera del ámbito escolar.

La relación que establece Kumon con sus centros es una relación en régimen de franquicia. Kumon Instituto de Educación es una de las mayores empresas franquiciadoras del mundo, con centros educativos en los cinco continentes. Actualmente Kumon España cuenta con más de 20.000 alumnos repartidos en más de 200 centros franquiciados.

La franquicia Kumon apuesta por la calidad de sus centros, por eso, un pilar fundamental y requisito indispensable es que el franquiciado tenga una marcada vocación educativa, ya que será la persona  que se ocupa directamente de realizar las actividades docentes del centro. Así, el franquiciado es el profesor del centro. Igualmente, será el encargado de la gestión del centro así como de comunicarse con las familias de los alumnos.

En esta línea, la franquicia Kumon busca facilitar la entrada al futuro profesor y colaborar con numerosas ayudas para que su relación sea un éxito. Para ello, desde la central cuentan con un equipo de profesionales volcados en esta tarea, encargados del proceso de formación, del seguimiento y del asesoramiento de cada franquiciado. También por ello la inversión inicial es realmente baja: el canon de adhesión tiene un coste mínimo y el resto varía en función de los posibles gastos de acondicionamiento del local y de la puesta en marcha de la actividad: mobiliario, alquiler, permisos, etc.

Si cuenta con un perfil emprendedor y tiene pasión por la educación, con titulación universitaria, y le gustaría trabajar con niños, no debe dejar pasar la oportunidad de tener su propio centro educativo.

 

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Kumon