Blog

Recomendaciones para franquiciar tu negocio

Pablo Gutiérrez, Socio Director General de Operaciones de mundoFranquicia

El saber hacer de tu franquicia será el conjunto de informaciones prácticas, no patentadas,resultantes de tu propia experiencia y explotación.

¿Qué empresario no se ha planteado alguna vez un mayor dimensionamiento de su empresa y el desarrollo de su actividad más allá del mercado en el que opera? Si eres uno de ellos a continuación te dejamos una serie de recomendaciones que te ayudarán en tu decisión.

 

  1. Familiarízate con las peculiaridades de los acuerdos de franquicia.
    La configuración de una red de distribución en franquicia exigirá un conocimiento previo de las características y peculiaridades de este tipo de relaciones de asociación comercial y de las obligaciones que representará para la futura central franquiciadora.
  2. Acude a un seminario y conoce las particularidades del proceso.
    Son numerosos los seminarios y jornadas técnicas que se organizan en relación a la franquicia. Acude a uno que vaya especialmente dirigido a futuros franquiciadores y descubre las claves del desarrollo de un proyecto de estas características.
  3. Analiza si tu empresa puede desarrollar una distribución franquiciada.
    Sobre todo si tu empresa dispone ya de sistemas tradicionales de distribución, especialmente importante será analizar la posibilidad de crear un canal complementario de ventas en franquicia.
    En este sentido, será preciso contemplar la progresiva transformación a franquicia de los actuales canales de distribución de la empresa o, en su caso, la coexistencia de ambos planteamientos de distribución / servicio.
  4. Estudia las franquicias ya operativas en tu sector.
    Merecerá la pena analizar los precedentes existentes en el mercado. Conocer otras franquicias que ya operen en tu segmento de actividad, cómo desarrollaron sus estrategias de franquicia y en qué consisten, los obstáculos que encontraron y los resultados alcanzados, te servirá para adoptar una decisión.
  5. Analiza tu experiencia empresarial y si dispones de un Know How.
    Será este un requisito imprescindible para poder franquiciar, en tanto tendremos que transmitir a nuestros futuros franquiciados una experiencia de gestión sustancial para la explotación competitiva de sus respectivos negocios.
    Debe incluir una información importante para la venta de productos o la prestación de servicios a los usuarios finales, y en particular, para la presentación de los productos para su venta, la transformación de los productos en combinación con la prestación de servicios, las relaciones con la clientela y la gestión administrativa y
    financiera. El saber hacer debe resultar útil para el franquiciado pudiendo mejorar la posición competitiva del mismo, sus resultados o ayudándole a introducirse en un nuevo mercado.
  6. Comprueba la disposición de elementos diferenciales respecto a tus competidores.
    Esta original forma de hacer las cosas, puede verse manifestada en numerosas facetas del modelo de negocio (la selección del surtido, la relación de servicios, sus políticas de comercialización y presentación al cliente objetivo, procedimientos operativos, sistemas de atención al cliente, elementos y soportes corporativos de venta, etc.).
    Será la conjunción de todas ellas su principal elemento diferenciador frente a otras alternativas del mercado.
  7. Entrevístate con un consultor profesional y expón tus objetivos.
    Contar con la opinión objetiva de un profesional especializado en franquicia te ayudará a valorar tus posibilidades y a adoptar una decisión definitiva. Expón a un consultor las principales características y situación de tu empresa y del mercado en el que opera y analiza con él las principales conclusiones
    de tu análisis de franquiciabilidad.
    También podrá informarte de los pasos a seguir en el desarrollo de tu proyecto.
  8. Contrata los servicios de un consulting especializado para la realización de un análisis de viabilidad.
    La realización de un proyecto de franquiciamiento de tu empresa no es algo que deba tomarse a la ligera, por lo que antes de iniciar cualquier proceso de concesión de franquicias tendrás que contar con suficientes elementos de juicio.
    Un despacho especializado podrá realizarte un estudio de viabilidad en el que te indicará si franquiciar es posible y la mejor forma de hacerlo.
  9. Desarrolla un proyecto estratégico de franquicia.
    El proyecto de franquicia es un proceso a medio o largo plazo que transcurrirá por una serie de fases muy concretas hasta el total dimensionamiento de la cadena.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Recomendaciones para franquiciar tu negocio