Blog

La vuelta de las franquicias inmobiliarias ¿Síntoma de recuperación?

Franquicias inmobiliarias, inmueble, venta de pisos, pisos y casas

Tras casi una década en crisis, el mercado de las franquicias inmobiliarias parece que se va animando poco a poco. Con cierta actitud esperanzadora, parece recuperar adeptos, y vuelve a estar en el punto de mira de los emprendedores.

Algunos datos como la cifra aproximada de unas 30.000 firmas al mes según el Consejo General del Notariado lo constatan. Aunque estos datos no alcanzan ni mucho menos a los de la época del boom inmobiliario, nos pueden llevar a afirmar que el mercado se va recuperando y consolidando.

Otro de los signos de esta mejoría viene dado por el aumento de la venta de las viviendas de segunda mano y un ligero ascenso del precio del metro cuadrado. Con ello también ha aumentado la oferta de nuevas hipotecas con unos tipos más atractivos de cara al comprador. Es más, ahora las franquicias inmobiliarias han empezado a establecer acuerdos con las propias entidades bancarias para llevar a cabo el proceso de financiación de sus clientes y facilitar el número de operaciones. Algo que facilita el éxito, pues está demostrado que la mayoría de ventas frustradas se estancan en el momento de concesión de la hipoteca.

Es por ello que junto a la modalidad de franquicias de asesoría de empresa, que se sitúa como una de las que más ha avanzado y preferida entre los franquiciados, se unen las franquicias inmobiliarias como una de las alternativas preferidas entre los emprendedores. Es una buena fórmula de autoempleo que requiere una inversión previa que ronda una media de los 30.000 euros aproximados, que puede variar en función del tamaño o metros cuadrados del local, del personal contratado y su imagen.

Si hay algo que ha servido al sector inmobiliario es la experiencia. Con su propia caída desde 2006 y ya definitivamente en 2008, el mercado y sus franquicias han aprendido a llevar a cabo estrategias más depuradas y mucho más estudiadas.

Con ello han surgido nuevas fórmulas y conceptos mucho más especializados en los que se imponen el mercado inmobiliario de lujo para un tipo de público objetivo como los extranjeros o clientes de alto standing, hasta nuevas modalidades de alquiler de viviendas o locales, eliminando intermediarios o el riesgo que supone el arrendamiento.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

La vuelta de las franquicias inmobiliarias ¿Síntoma de recuperación?