Blog

Franquicias para la tercera edad, en el punto de mira

Franquicias para la tercera edad, en el punto de mira, mundoFranquicia

Es un hecho, la población envejece a pasos acelerados. La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que los habitantes mayores de 60 años se duplicarán entre el 2000 y 2050 de un 11 al 22%. Un dato que preocupa a la Administración, pero que sin embargo se traduce en oportunidad para el sector franquicias.

Ante esta perspectiva, no podemos evitar tener en el punto de mira las franquicias para la tercera edad. Desde el sector salud, hasta pensar en el bienestar de los más mayores. Un público que nos interesa.

  • Ópticas o centros auditivos. La vista y el oído son dos de los sentidos que a medida que nos vamos haciendo mayores se pierden. Sin duda, y con estudios de mercado, posiblemente un gran porcentaje de pacientes y consumidores de este tipo de franquicias son la tercera edad y jubilados. Las hay de todos los tipos y condición, pero las hay que han sabido destacar en el mercado por alguna cualidad o característica que les ha hecho diferentes. Es el caso de la franquicia COS (Centro Óptico Social), un proyecto con gran carga social que lleva años funcionando bajo el concepto de ‘nadie se quedará sin gafas o audífonos si lo necesita’ aun con dificultades económicas. Empezó por los sectores más necesitados, jubilados o desempleados. Ahora ya es referente para el resto de la población.
  • Clínicas dentales. Otro de los servicios más frecuentados por los más mayores. Hacerse un control de calidad a estas edades es lo normal. Cada franquicia tiene su filosofía y atiende a un concepto u otro, pero por lo general, ofrecer calidad y garantía es una de las máximas de las clínicas dentales. Hay tantas que decantarse por alguna es complicado. Al final, donde nos inspiran y ofrecen más confianza sus profesionales.
  • Centros de bienestar y rehabilitación. Los huesos y articulaciones, así como los achaques, necesariamente llevan a una gran parte de los mayores a cuidarse en este sentido. Las clínicas dedicadas a la fisioterapia y la rehabilitación pueden ser un filón y una gran oportunidad de negocio, ya que cada cierto tiempo la visita es inevitable. Los requisitos mínimos es contar con la titulación o contratar personal cualificado y con título. Algunos franquiciadores como Fisi-(ON) ofrecen la posibilidad de franquiciar tu propia clínica, si la tienes o de introducirte en el sector, si quieres empezar de cero.
  • Centros de día o residencias. Cada vez son más las personas que pasan sus años de retiro en este tipo de centros, ya sea por decisión propia, o porque inevitablemente necesitan de mayor atención o cuidados. La inversión es ambiciosa, tanto por el espacio como por la contratación de personal. Pero la idea de constituir una red de expansión de franquicias de centros de día o residencias, es interesante.
  • Ortopedia, podología y parafarmacias. Al igual que las clínicas dentales, las clínicas podológicas o especializadas en ortopedia están destinadas a un amplio mercado, pero especialmente los más mayores son clientes asiduos. Las parafarmacias y venta de productos naturales y de herbolario pueden ser una buena fuente de ingresos, si se cuenta con precios competentes y asequibles al bolsillo de la población más mayor.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Franquicias para la tercera edad, en el punto de mira