Blog

Ferias de Franquicia, ¿Cómo sacarles partido?

Andrés Gil-Nogués, Director del Salón Internacional de la Franquicia, Feria de Valencia

Una feria es una de las herramientas de marketing más potentes que existen a día de hoy porque, bajo un mismo techo, se aglutinan la oferta y la demanda, los principales actores del sector, los proveedores y, cómo no, también los amigos.

Aún con la resaca de SIF – Valencia, también se acercan las fechas en las que se hace balance del año, las acciones que han funcionado mejor, cuáles han sido las más rentables, las que mejores contactos nos han generado y obviamente, de esas acciones, cuáles han sido las que mayor número de aperturas ha propiciado. Es como un examen anual: muy necesario, y todas las empresas lo llevan a cabo – o deberían – al final de cada ejercicio. En este caso, y como organizador de Ferias, quiero ayudar a analizar cómo aprovechar bien la presencia dentro de un certamen, concretamente de franquicias.

Cada año nace algún certamen de franquicia nuevo, nuevas puestas en escena y en este caso, poniéndome en la piel de una marca, me preguntaría, si voy, ¿aprovecho bien mi inversión? ¿hago todo lo que debo para sacar el máximo jugo a mi presencia en la feria?

Todos los años nos encontramos con marcas que, sin tener una presencia de stand llamativa, cierran buenos contactos y hacen negocio, y, por el contrario, empresas que “echan el resto” en su “puesta de largo” con stands monumentales y piensan que con eso es más que suficiente. Creo que un buen equilibrio entre ambos extremos es lo más adecuado al ahora de asistir a una feria.

Cuando uno se plantea asistir a una feria debe de tener claro varias cosas importantes: ¿qué voy a vender?, ¿cómo lo voy a transmitir?, es decir, de qué manera lo voy a reflejar en mi stand. ¿Qué información me interesa ofrecer?, los folletos deben de contener a información necesaria y justa para persuadir a un visitante y posible franquiciado. ¿Cómo voy a organizarme dentro del stand? Personal, comidas, reuniones, citas previas, etc.

Una feria es una de las herramientas de marketing más potentes que existen a día de hoy porque, bajo un mismo techo, se aglutinan la oferta y la demanda, los principales actores del sector, los proveedores y, cómo no, también los amigos. Y eso hay que aprovecharlo bien. Por ello, una feria tiene que planificarse, programarse y prepararse con casi siete meses de antelación.

Se debe de definir con tiempo la estrategia de comunicación, RR.HH., presupuesto y todas las cuestiones técnicas relacionadas con el stand. Conforme nos vamos acercando a la feria, hay que intensificar la comunicación, preparar documentación, hacer seguimiento con el organizador ferial de que todo está correctamente contratado, solicitarle a este las herramientas para la comunicación de su asistencia, así como invitaciones para tus clientes, y así. Todo lo anterior, requiere tiempo, pero garantiza un buen aprovechamiento de la feria.

Las claves para aprovechar bien una feria son tres y son conocidas por todos: el Pre-Feria (preparación, planificación, comunicación), Durante-Feria (información, captación de contactos y comunicación) y el Post-Feria (trabajar los contactos, agradecimiento y comunicación).

Espero que estos “tips”, sirvan de utilidad a la hora de plantearse asistir a una feria, y sí, a las ferias hay que acudir, pero siempre planificando muy bien todo.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Ferias de Franquicia, ¿Cómo sacarles partido?