Blog

¿Se debe apostar por las nuevas franquicias o asegurarse con franquicias consolidadas?

nuevas franquicias, franquicia, emprendedor

Los emprendedores en el sector de las franquicias suelen encontrarse siempre ante un dilema, el de apostar e invertir en nuevas franquicias nacidas recientemente o asegurarse la inversión en un modelo de negocio ya asentado y consolidado.

Si comenzamos analizando la realidad de las consultoras de franquicias y más concretamente a lo que nos enfrentamos en mundoFranquicia día a día, nos encontramos con una diferencia clara en cuanto a los perfiles de los inversores. Podemos identificar dos grupos completamente diferenciados entre aquellos inversores que tienen aversión al riesgo y buscan un modelo de negocio consolidado y aquellos que deciden aventurarse y asumen el riesgo con total normalidad adentrándose en nuevas franquicias con poco recorrido.

Ambos perfiles necesitarán de un equipo profesional para conocer mejor dónde invertir según sus deseos y necesidades. Si nos centramos en primer lugar en aquellas personas que buscan invertir en un negocio más asentado y con varios puntos de venta abiertos, tendremos que tener en cuenta las ventajas que nos presentan estas franquicias, pero habrá que prestar especial atención a aquellas dificultades que podremos encontrar. Sin duda, una de las grandes ventajas que supone invertir en un modelo de negocio así, será la facilidad para contrastar el éxito identificando las variables en cuanto a escenarios y zonas para elegir una zona de apertura similar que garantice el éxito de la franquicia. Además, se verá afianzada por una estructura interna mucho más fuerte y consistente, con unos proveedores y una automatización de los procedimientos muchos más lograda. De esta forma se conseguirá una asistencia a la franquicia mucho más rápida y eficaz. Por otro lado, nos encontramos con algunos puntos negativos, como la imposibilidad de elegir zonas privilegiadas con mayor potencia de facturación y crecimiento, asumir una inversión inicial más alta o una mayor implicación económica durante el desarrollo del negocio (royalties). Por último, y ante todo habrá que partir de la base que independientemente de optar por una franquicia ya con nombre y consolidada no será razón suficiente para garantizar el éxito de esta.

Si nos dirigimos ahora a aquellas personas que desean invertir en nuevas franquicias y buscan un nuevo proyecto, podemos deducir que la principal ventaja asumible es la de la novedad, factor que hoy en día atrae mucho a los consumidores. Con este concepto se presume la inexistencia de una opinión preconcebida del negocio, de tal forma que el inversor será el responsable de hacer que esta opinión influya para bien o para mal. También habrá un especial apoyo por parte de la central, que se volcará en el desarrollo de los centros al 100% al tratarse de nuevas franquicias. Además, una desventaja plateada para el perfil anterior se convierte en este caso en una ventaja, dado que permitirá al inversor elegir la zona con mayor potencial garantizando un desarrollo más fuerte. Asimismo, la inversión suele ser más reducida tanto en el canon de entrada como royalties.

Para tomar una decisión de estas características será fundamental conocer la oferta y la demanda del mercado, ver las distintas variables antes de tomar una decisión. Por esa razón, recomendamos que sean los profesionales del sector quienes aconsejen, tras un análisis y estudio exhaustivo, cuál será el tipo de riesgo que debe asumir cada inversor según sus necesidades. Desde mundoFranquicia y gracias a la profesionalidad de sus consultores se consigue la mejor asesoría para ayudar a los emprendedores a decidir si invertir en modelos de negocio de éxito probado o si bien adentrarse en posibles nuevas franquicias.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

¿Se debe apostar por las nuevas franquicias o asegurarse con franquicias consolidadas?