Blog

Las franquicias de complementos vuelven a estar de moda

Franquicias de complementos

¿Es buen momento para invertir en franquicias de complementos?

Sin duda, las franquicias de complementos son una de las actividades bandera que se encuentran en pleno crecimiento. Si se analiza dentro del sector de la moda en cadena se observa que sigue la tendencia al alza del mercado. Si bien es verdad que las franquicias de complementos han acelerado su crecimiento en redes y puntos de venta en los últimos años, aún queda un largo recorrido y esfuerzo que debe ir focalizado y dirigido a recuperar las ventas previas a la crisis.

Este modelo de negocio está íntimamente relacionado con la evolución del sector textil en su conjunto, por lo que es fundamental que se adapte a la transformación acelerada que sufre el mundo de la moda. Un ejemplo para garantizar el éxito que supone gestionar e invertir en franquicias de complementos, es el de controlar las actividades de negocio en lo que a compra de mercancía se refiere. Esta compra debe estar perfectamente planificada de tal forma que se consiga que el stock sea lo más ajustado posible para evitar almacenamientos innecesarios, sobre todo en artículos de moda pasajera. Estamos ante un sector fugaz y efímero en lo que a producto se refiere, pero como proyecto de emprendimiento no presenta grandes dificultades para llevarlo a cabo, puesto que no requiere de gran experiencia ni formación previa, posicionándolo como una opción altamente atractiva para cualquier tipo de emprendedor.

Analizando la aparición de estas franquicias de complementos en los centros urbanos, nos encontramos con que se han asentado en los establecimientos clave tras la fuga de distintas firmas del eje comercial. La ubicación del negocio supone un pilar básico no sólo para garantizar el éxito de estos negocios sino estudiándolo como estrategia de comunicación. Una vez identificada la ubicación del local se podrá conocer a qué tipo de clientela potencial se expone, y por tanto se deberá adaptar la estética del local a este tipo de consumidor en concreto. Es fundamental entender que, a pesar de ser franquicias de complementos, con una identidad corporativa y una estética determinada, la exposición de los productos tanto en los escaparates como en el interior del local deben adaptarse según estas características. Siguiendo con una estrategia de comunicación efectiva, será fundamental contar con personal que asesore al cliente, que lo oriente en sus decisiones y le incite a la compra. No olvidemos que se trata de un sector en el que el deseo de compra prevalece sobre la necesidad de compra. La reactivación del consumo ha permitido el regreso de las franquicias de complementos y moda. Como consecuencia, se debe centrar cualquier estrategia a envolver el producto y a los clientes, ya sea en el punto de venta o bajo la contratación y creación de campañas publicitarias.

En definitiva, los profesionales del sector son optimistas y prevén un gran incremento de las ventas, confirmando que las franquicias de complementos vuelven a estar de moda.

¿Te ha gustado? Compártelo