Blog

La especialización como clave para triunfar en las franquicias de juguetes

Franquicias de juguetes

Las franquicias de juguetes en la actualidad se encuentran en el punto de mira para muchos emprendedores. Si bien es verdad que se trata de un sector que podría catalogarse como estacional, dado el aumento de la demanda de sus productos en épocas navideñas, se trata de un negocio altamente exitoso por diversos factores que se presentan a continuación.

Analizando la situación en primer lugar desde un punto de vista económico, nos encontramos con un sector que no necesita de un capital inicial excesivo, donde la inversión inicial necesaria para adentrarse en las franquicias de juguetes ronda una media de 10.000€. En relación a esto, es importante saber que no es necesario contar con un amplio local comercial, sino que con un establecimiento de pequeñas dimensiones será suficiente para montar una tienda.

En segundo lugar y en relación al punto anterior, las características propias para montar franquicias de juguetes en lo que al local se refiere, son que deberán tener una ubicación específica, con tránsito de familias, como es el caso de los centros comerciales. Con carácter acogedor y familiar será fundamental que los niños tengan buen acceso a los artículos disponibles en la tienda. Con aspectos como este, se conseguirá potenciar un sentimiento de cercanía con el público, fundamental para la fidelización tanto de los más pequeños como de los padres con la marca.

Cualquier emprendedor interesado en invertir en el sector de las franquicias de juguetes debe saber que es un mercado que compite directamente con los grandes almacenes. Por esa razón, la especialización es la gran clave para lidiar con estas cadenas. Con esto nos referimos a que la franquicia debe ofrecer algo diferente, novedoso y llamativo que no pueda encontrarse en las grandes superficies. Será fundamental invertir en I+D con el fin de descubrir nuevos productos. Ya son muchas las franquicias de juguetes que se han desarrollado bajo esta idea de presentar productos con gran diseño, consiguiendo una gran imagen de marca.

Tomando como primer ejemplo la enseña Eurekakids, nos encontramos con una franquicia especializada en el diseño y comercialización de juguetes educativos, pedagógicos y didácticos. Además, incluye como factor diferencial la puericultura, entendido como el estudio y práctica de la salud, los cuidados y la crianza que debe darse a los niños durante los primeros años de vida para que tengan un desarrollo sano. Otro ejemplo es el de Imaginarium donde se ha conseguido crear un universo de imaginación donde todo es instructivo y todo es para todos. Una característica diferencial de esta enseña es el diseño de sus tiendas, famosa por su entrada acristalada con una pequeña puerta para el acceso de los niños. Por último, la española Poly ofrece además de juguetes tradicionales, una amplia selección de productos “hobby” como drones, modelismo de maquetas o vehículos de colección, entre otros.

Estos son algunos de los muchos ejemplos que se llevan a cabo en este sector de franquicias de juguetes, un sector altamente competitivo y que debe adaptarse a las demandas no sólo de sus consumidores sino también a las exigencias del mercado presentado por los competidores.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

La especialización como clave para triunfar en las franquicias de juguetes