Blog

Emprender: salida profesional en plena crisis laboral

Gabriel Muñoz, Consultor Ejecutivo mundoFranquicia

No todo será un camino de rosas, habrá obstáculos y  dificultades económicas. Los quebraderos de cabeza serán diarios pero la ilusión y confianza en el proyecto, tienen que ser superiores.

Hay dos claves que son importantes a la hora de emprender un viaje: determinar el punto de partida o salida, y superar las crisis u obstáculos que se puedan dar a lo largo del mismo.
En el viaje laboral podemos barajar diferentes salidas; trabajar por cuenta propia, o por el contrario, hacerlo por cuenta ajena. Siempre se ha hablado de la dificultad que conlleva realizar un viaje por tu cuenta y la comodidad de hacerlo acompañado con alguien que ya lo ha hecho.
Por un lado, trabajando por cuenta propia, debes ser tú el encargado de gestionar y administrar el posible sueldo que pueda surgir del trabajo realizado (los primeros meses será complicado tener sueldo) y por otro, si trabajas por cuenta ajena, sabes que a final de mes pones la mano y recibes tu retribución.
La crisis laboral en la que estamos inmersos, la carencia de trabajo de calidad o la dificultad de encontrar un puesto con unas características interesantes, han hecho que emprender sea una salida profesional con una alta presencia en el territorio nacional e internacional.
¿Por qué elegir emprender como salida profesional? Emprender supone iniciar una actividad en algo que conoces y te gusta por cuenta propia; un restaurante, una tienda de ropa, una academia, una panadería…
Hay aspectos importantes que se han de tener en cuenta y que serán claves para el éxito de tu negocio, como la localización, el saber hacer y la dedicación, pero sobre todo trabajar en lo que te gusta. Estos ingredientes harán que las horas se conviertan en minutos y los minutos en segundos, no pararas de maquinar en tu cabeza hasta hacer de tu negocio algo perfecto.
No todo será un camino de rosas, habrá obstáculos y dificultades económicas, estarás intranquilo por la incertidumbre de si recibirás recompensa a tu trabajo y de si la inversión será recuperada en el tiempo estimado. Los quebraderos de cabeza serán diarios pero la ilusión y confianza en el proyecto, tienen que ser superiores.
Emprender es un concepto íntimamente relacionado con el de aprender, cada día afrontaras un nuevo reto, un problema que solucionar o un proveedor con el que negociar… Por ello no importa el número de obstáculos que te hagan tropezar, levantarse será la virtud que te hará triunfar.
En definitiva, tomar la decisión de realizar un viaje solo y con obstáculos asusta, pero el miedo se reduce si lo haces en lo que te gusta.
¡Emprende, aprende!

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Emprender: salida profesional en plena crisis laboral