Blog

8 mitos y realidades sobre las franquicias

montar franquicia, franquicia, mitos franquicias

¿Estás pensando en montar una franquicia? A veces algunos hechos se convierten en afirmaciones y no lo son. A continuación, te contamos 8 mitos y realidades sobre las franquicias que te sorprenderán:

    • Lo mejor, “montar una franquicia de una marca muy conocida”. Es verdad que una marca de franquicia consolidada en el mercado te ayudará a atraer clientes. Pero esta circunstancia no te garantizará el éxito. Otros factores como las horas de apertura, el número e implicación de tu personal, y el tipo de inversión son imprescindibles para garantizar tu éxito en el negocio. Céntrate en una franquicia menos conocida pero que sea realmente una buena opción.
    • La compra de una franquicia que está en pleno auge y crecimiento es una buena oportunidad. Esto es como todo, depende de la percepción de cada uno. Ten en cuenta que aunque esté en auge si no va contigo, puede convertir tu proyecto en un infierno. Antes de nada, piensa que vas a tener que convivir con esta línea de negocio varios años. Si no te gusta el modelo, es inútil optar por esta vía. Intenta que la franquicia sea compatible con tus puntos fuertes, estilo de vida y necesidades.
    • Las franquicias de comida son grandes inversiones, ya que sobreviven muy bien en épocas de recesión. Es cierto, debemos comer, pero el problema está en la gran competencia de este sector, por lo que los ingresos y el margen de beneficios es bastante más reducido.
    • Una “llave en mano” de la franquicia significa que el negocio ya está hecho. Falso. La realidad es que hay que trabajar muy duro para garantizar el éxito de tu franquicia.
    • Tener una franquicia requiere muchas horas de dedicación y una gran inversión. Depende. Hay franquicias por debajo de los 100.000 euros que no abren fines de semana. Generalmente son franquicias de servicios.
    • Si inviertes en una franquicia, tienes el éxito totalmente garantizado. Esto es verdad siempre que la gestiones bien.
    • La zona donde quiero montar mi franquicia no tiene competencia. Puede ser. Pero ¿te has asegurado que el consumidor habitual de ese radio está interesado en adquirir tus productos o servicio que ofreces?
    • Hazte con una franquicia en la que desempeñar aquello te apasiona. Esto es un mito. Debes dedicar tu negocio en base a tus puntos fuertes, o en el sector que conoces, pero no que amas. Por ejemplo si te gusta el deporte y te dedicas a ello, en algunos casos puede que tu afición se convierta en obligación y deje de gustarte.

 

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

8 mitos y realidades sobre las franquicias