Blog

El mérito del emprendimiento no conoce límites

Carlos Fabián Gallego Gómez, Subdirector General Comercial santalucía 

Los buenos resultados son fruto de mucho esfuerzo, de aprender de los errores, de persistencia y paciencia y también, porque no, de algo de ayuda. 

Por cumplir sueños o por intentar mejorar la carrera profesional, son muchos los españoles que se adentran en el mundo de la empresa. En nuestro país las pymes representan un 65% del PIB y generan más del 66% de los puestos de trabajo; por esta razón, parece imprescindible prestar especial atención a un mercado, el de las Pymes, que aun con sus dificultades, es el motor empresarial de nuestro país.

Nuestro modelo de mercado empresarial puede parecer en desventaja frente a aquellas economías con predominio de grandes empresas; en nuestra opinión, siendo lo anterior válido, visto desde un modelo clásico económico, en España esta tendencia puede romperse gracias a la erupción del modelo franquiciador; el modelo franquiciador puede servir de corrector de todo lo anterior, al quedar protegido el pequeño y mediano empresario dentro del paraguas de grandes empresas que exportan su modelo de éxito, afianzando la cercanía del modelo Pyme, por un lado, y dotando al sistema de grandes corporaciones que aportan estabilidad y robustez.

Hay que tener en cuenta el gran reto que enfrenta el generar un negocio, no solo económico, sino logístico, tecnológico y legal. Los buenos resultados son fruto de mucho esfuerzo, de aprender de los errores, de persistencia y paciencia y también, porque no, de algo de ayuda. Es papel del franquiciador aportar la estabilidad y ayuda, en un marco económico estable, que solucione las incertidumbres básicas en la constitución de empresas.

Un factor importante, en paralelo a todo lo anterior, dentro del apoyo a estas empresas, debe ser contar con programas de servicios aseguradores a medida , que redundará en la tranquilidad a la hora de poner en marcha cualquier negocio; no se nos debe escapar que el seguro aporta tranquilidad al empresario ya que se cubrirán todos los riesgos inherentes al desarrollo de la propia actividad empresarial.

Es por todo esto que santalucía ha desarrollado, en los últimos tiempos, una apuesta decidida por el mundo empresarial, y la construcción de programas aseguradores a medida para franquiciados y franquiciadores; queremos llevar al ámbito empresarial la tranquilidad, solidez y solvencia que desde hace más de 90 años aportamos en los programas aseguradores del ámbito familiar. El objetivo primordial de la aseguradora, en este sentido, es fomentar la protección del negocio.

Estamos convencidos que estando cerca del ámbito empresarial seremos capaces de trasladar seguridad a cada empresario, y fomentar, así, el desarrollo de la actividad empresarial desde la tranquilidad que aporta una compañía de referencia en el mercado asegurador.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

El mérito del emprendimiento no conoce límites