Blog

Sabemos hacer franquicias

Mariano Alonso, Socio Director General de mundoFranquicia

Quien conoce bien mundoFranquicia puede confirmar que todo lo que hacemos, lo hacemos pensando en nuestros clientes y en su crecimiento

Quien conoce bien mundoFranquicia puede confirmar que todo lo que hacemos, lo hacemos pensando en nuestros clientes y en su crecimiento y que únicamente en él encontramos el nuestro propio. Esta afirmación que puede parecer trivial, no lo es en absoluto. Prueba de ello es que nuestra compañía ha protagonizado en los últimos años un desarrollo tal que la hace liderar indiscutiblemente el mercado, ser la consultora de franquicias que goza de la confianza de un mayor número de empresas y la que recibe cada año la más satisfactoria valoración por parte de quien decidió otorgárnosla.

Todo comienza hace ya más de quince años, con un enfoque muy concreto y claramente dirigido a atender las inquietudes y necesidades estructurales y consultivas de aquellos empresarios y emprendedores que, viendo en la franquicia su opción ideal de expansión y negocio, compartieron nuestra forma de entender la consultoría y el rol que podemos y proponemos desempeñar en ello.

Y puedo asegurar que no ha sido ni mucho menos sencillo. Pretender disponer de una organización capaz de abordar la práctica totalidad de las funciones franquiciadoras de una empresa y de ejercer el papel de su departamento de franquicias externo, ha requerido importantes inversiones, una evolución y adaptación permanente de nuestros recursos y un intacto propósito de mejora en nuestros sistemas, procesos y aportaciones que se manifiesta en lo que somos y en cómo se nos percibe.

Necesitábamos consultores muy completos y bien preparados que integrasen un equipo comprometido, multidisciplinar, estable y bien estructurado; una metodología propia, perfectamente definida y documentada, al tiempo que certificada en normas de calidad; un amplio marco de relaciones institucionales en el que apoyarnos para favorecer la implantación de nuestras cadenas; un extenso elenco de profesionales especializados en las muy diversas materias en que se estructura un proyecto de franquicia serio y bien realizado y la consiguiente política de alianzas estratégicas. Precisábamos de excelentes soportes divulgativos propios para la difusión de las franquicias de nuestros clientes; de plataformas tecnológicas que favorecieran la permanente interacción y comunicación con los empresarios y el seguimiento continuo de avances y objetivos; de una amplia red de oficinas que nos otorgaran la presencia geográfica necesaria para aproximar nuestras franquicias a miles de emprendedores locales;…

¿Dicho y hecho? Bueno, no puedo decir que haya sido llegar y besar el santo. Ni mucho menos. Hablamos de una organización global pensada para hacer franquicias. De muchos años de experiencia y de un posicionamiento que nadie puede poner en tela de juicio. De una continua obsesión por la aportación de valor y la consecución de los ratios de expansión establecidos para cada cadena; por la aplicación de las tan necesarias normas de deontología profesional y una intervención ética en el desempeño de nuestras funciones; por la puesta a disposición del cliente de todo cuanto necesitará para el desarrollo de su franquicia; por la integración en su estructura de una organización completa y eficaz al servicio de sus franquiciados; por la aportación desinteresada de nuestros mejores recursos y por la generación de beneficios y ventajas que se manifiesten finalmente en términos de rentabilidad y ganancias.

Como digo, quien tuvo ocasión de trabajar con nosotros o simplemente siguió de cerca nuestra trayectoria, sabrá de la innovación y el esfuerzo que caracteriza lo que hacemos, el sentido y la cercanía de nuestra participación y la ilusión que siempre ponemos en ello, visión ésta que nos diferencia y define. Pero aunque la buscamos con insistencia, está claro que la perfección no existe y que no somos ajenos al error, que no siempre las cosas nos salieron como deseábamos y que no debamos lamentar equivocaciones en todo este tiempo. No hay nada que nos enoje más y que nos haga reaccionar más rápidamente. Para nosotros el error radica sencillamente en la no consecución del objetivo que nos marcamos de inicio, lo que nos lleva a analizar con detenimiento la causa que lo ocasionó, pero sin pararnos un minuto a considerar a cual de las partes deba imputarse, de si se siguieron nuestras indicaciones y consejos, de si se dispuso del presupuesto que toda franquicia requiere… Para nuestro equipo lo importante es alcanzar la meta común y el resultado final. Lo demás, francamente, no importa.

Y en ello estamos y estaremos. Aprender de nuestros propios errores con el fin de evitarlos nuevamente, invertir en infraestructuras de asistencia y apoyo de las empresas que confían en nosotros y predisponernos a una mejora continua, no son ni más ni menos que facetas que, como consultores externos, asumimos plenamente y que caracterizan la evolución de nuestra firma. Propósitos todos ellos que, dicho sea de paso, serán exactamente los mismos que nuestro cliente, como futuro franquiciador, deberá contemplar para la creación, organización y desarrollo de su franquicia y el buen fin de todos aquellos empresarios que, como franquiciados, decidan integrarse en la misma.

Por tanto, sabemos bien qué es franquiciar y lo que le supondrá al empresario. La teoría, obviamente la controlamos, pero la práctica la experimentamos día a día en términos de inversiones, de equipamientos, de estructuración y de dotaciones de servicio, al igual que en materia de capacitación de equipos, de seguimiento y control de procesos y resultados… Hemos creado nuestra empresa con la clara vocación de ser parte fundamental de la de nuestro cliente en su expansión en franquicia y de erigirnos en una pieza clave en la consecución de un éxito al que nos debemos. Hemos desarrollado una organización integral al servicio de la franquicia y sobre la misma sistemática de funcionamiento y naturaleza de este sistema asociativo en sí mismo. Y los resultados están ahí.

Si algo podemos decir sin temor a equivocarnos es que sabemos hacer franquicias.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

Sabemos hacer franquicias