Blog

La comunicación en la empresa franquiciadora

Álvaro Molero, Consultor Ejecutivo de mundoFranquicia

“La comunicación es uno de los factores de éxito en la red de franquicias”.

Si estas considerando franquiciar tu negocio debes saber que una de las claves de éxito en una red de franquicias es la comunicación.

Los canales de comunicación en una franquicia, fluyen de forma muy diferente a la de cualquier otra empresa con un sistema de expansión comercial diferente. La imagen corporativa, la gestión de la imagen de marca, son aspectos de suma importancia en la empresa franquiciadora. De hecho, la imagen de la franquicia o su grado de conocimiento en el mercado, es el principal activo para la expansión de la misma.

La comunicación en la empresa franquiciadora fluye de forma muy diferente a la de cualquier otro tipo de empresa. Este tipo de empresa debe preocuparse de la interacción con sus clientes y, con similar importancia, de sus franquiciados. Teniendo en cuenta que cada uno de los establecimientos de la red puede gestionar la comunicación con su propio público objetivo y entorno, se complica aún más este entramado comunicacional. Por esto, el franquiciador tiene la obligación de liderar su complejo sistema, con total eficacia, lo que conseguirá a través de una eficiente comunicación.

No se trata de saturar el sistema, pero sí de informar con cierta regularidad y conforme a un plan de comunicación establecido por profesionales externos o internos. El proceso debe apuntar a mantener una comunicación permanente de las cosas que les importan a los franquiciados, tales como aperturas, nuevos convenios con proveedores, investigación y desarrollo, resultados anuales o trimestrales, inquietudes del staff de central, incidentes, premios, etc.

El franquiciador debe enfatizar sobre la importancia del manejo de cada unidad como una buena oportunidad de crecimiento de la red, además de aplicarse a sus franquiciados cuáles son las consecuencias que tendrá en la franquicia, sobre todo entre sus clientes, si la marca es mal utilizada.

Por ello resulta clave que el franquiciador realice visitas de asesoría y capacite constantemente a sus franquiciados. Deben llevarlos de la mano y dejar en claro que si existe lineamientos para la operación de la franquicia no son para perjudicar a los que participan en el negocio, sino para conjuntar esfuerzos y lograr beneficios en general.

Para evitar el mal uso del logotipo se requiere especificar claramente en el manual de la identidad corporativa todos y cada uno de los usos de la marca.

En definitiva, los franquiciadores deben definir un plan de comunicación con los franquiciados para cuidar tanto la comunicación interna como externa. El enfoque de este plan debe ser con el fin de controlar la percepción de valor que tienen los franquiciados, consiguiendo que éstos vivan y conozcan las actividades de la empresa como si trabajaran cada día en la central franquiciadora.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

La comunicación en la empresa franquiciadora