Blog

8 claves: convierte tu negocio en franquicia

Eugenio Saz-Orozco, Consultor Ejecutivo mundoFranqucia

Hoy en día las franquicias son un modelo de negocio que crece en todo el mundo, pero una cosa es ser franquiciado y otra es ser franquiciador.

Si tienes un negocio en funcionamiento y deseas convertirlo en franquicia, a continuación describo ocho puntos claves para determinar si es un modelo franquiciable:

  1.  Tu negocio actual debe ser exitoso
    Exitoso” significa que los productos o servicios que comercializa tu negocio tengan buena acogida en el mercado. Adicionalmente, que tu marca sea percibida por el público de manera positiva y lo más importante, que los números al final de tu periodo contable sean positivos.
  2. Manualiza
    Cada proceso debe estar en los manuales operativos de tu enseña. No estoy hablando de un proceso de certificación específico ISO, hablo de un proceso de manualización sencillo y preciso; es decir que cualquier persona, al seguir los pasos del manual de operaciones, pueda en poco tiempo gestionar un modelo negocio igual al tuyo.
  3. Crea tu modelo de negocio franquiciable
    Contar con productos o servicios buenos y unos manuales operativos no significa crear una franquicia. Debes también saber cómo obtendrás ganancias del modelo franquiciable de tu negocio. Piensa en los royalties que cobrarás a tus franquiciados por el uso de tu marca, piensa si tus franquiciados te comprarán la materia prima a ti o a un tercero que recomiendes,  y finalmente piensa si tu modelo necesitará master franquiciados, franquiciados individuales, etc.
  4. Análisis financiero de tu negocio
    Tu negocio actual puede funcionar muy bien; sin embargo, una red de distribución de productos o servicios tipo franquicia merece recalcar muchas otras variables que pueden afectar el futuro negocio que piensas crear. Esas variables deben ser tomadas en la cuenta de “pérdidas y ganancias” donde refleja un análisis detallado de la rentabilidad de tu modelo de negocio.
  5. Precio de cada franquicia
    El precio de una franquicia se divide en dos: derecho de entrada e inversión. El primero es un monto de dinero que se le entrega al franquiciador para obtener el permiso a uso de la marca, el “know how” (saber hacer) y la formación y asesoramiento inicial de la franquicia. El segundo comprende todas las inversiones necesarias para formalizar y establecer el negocio del nuevo franquiciado. El canon de entrada no es de fácil definición, pero en la mayoría de los casos no excede el 40% del monto del precio por instalación.
  6. Registro de marca
    Muy importante, debes ir al registro de marcas competente y registrar tu marca en carácter figurativo y denominativo, antes de salir al mercado. Este registro debe ser en tu clasificación específica de tu modelo de negocio así como en la clase 35 que comprende principalmente los servicios prestados por personas u organizaciones cuyo objetivo primordial es prestar asistencia.
  7. Contrato de franquicias
    Parte crítica para salir a franquiciar tu negocio. La redacción del mismo debe ser detallada y si es posible busca un especialista en franquicias para que redacte el contrato.
  8. Internet y redes sociales
    Asegúrate que el nombre de tu dominio en Internet no exista y que sea igual al de tu marca denominativa. Crea el nombre de tu usuario en Twitter y Facebook con el mismo nombre de tu marca y empieza a gestionar las redes sociales preferiblemente con un community manager.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

8 claves: convierte tu negocio en franquicia