Blog

La formación en las franquicias éxito

Sergio Sánchez Pinilla, Consultor Agente Barcelona mundoFranquicia

La importancia de la formación del franquiciado, su personal y los franquiciadores, para conseguir franquicias éxito

En cualquier proyecto de franquicia, ya sean franquicias nuevas, consolidadas o tan dispares como una tienda de ropa, una cafetería o en una tienda de alimentación, una de las claves que asegurarán el éxito del mismo será la formación que reciban todas las partes involucradas en el mismo.

Todos los que somos actores en este sector, estamos acostumbrados a ver, en todos los proyectos, como uno de los servicios que se presta de franquiciador a franquiciado a la hora de describir los servicios que este ofrece, es la formación inicial al franquiciado y su equipo.

Está claro que esta es básica y de una gran importancia estratégica, y que según el enfoque que cada enseña de a esta formación nos ayudara a valorar de una forma más o menos positiva el compromiso de la misma con el proyecto. Sin embargo, queremos centrar este artículo en la otra formación que consideramos fundamental: la formación continua del personal, del franquiciado y del franquiciador, más allá de la inicial.

Una vez se ha puesto en marcha la nueva franquicia y todas las partes han recibido la formación técnica y operativa mencionada, se abren infinitas situaciones y momentos, en los cuales, una buena formación continua de todas las partes de la cadena harán que la franquicia pase a ser de una franquicia rentable a una verdadera franquicia de éxito.

Así desde la central franquiciadora se deberá formar a su personal para poder trasladar al franquiciado toda la formación, información y cambios necesarios que permitan estar siempre a la vanguardia. Deberá mantener una formación permanente de todos los equipos de todas las área, lo que supone no solo un gran esfuerzo económico sino también un enorme esfuerzo personal, pero que se verá con creces correspondido con los éxitos de los puntos de venta tanto propios como franquiciados.

Pero por otro lado no es menos importante la labor de formación que debe hacer el franquiciado con su propio equipo y con el mismo. Un staff plenamente conocedor de otras posibilidades en cuanto a temas como pueden ser la gestión de equipos, la venta sugestiva, la resolución de conflictos y quejas o la atención al cliente, entre otros, hará que sus cuentas de resultados se vean mejoradas y optimizadas a través de los incrementos de tickets medios, de la fidelidad con el cliente, de la recomendación de los servicios que presta y que le harán diferenciarse de sus más cercanos competidores.

Además el franquiciado no solo deberá estar formándose en aquellos campos de la gestión de su establecimiento que le afecten en el día a día, si no que deberá estar al día permanentemente de las novedades y problemas que afectan a su sector y poder así adelantarse y adaptarse a los continuos cambios del mercado y de sus competidores, pudiendo además ser de más ayuda a la marca en esa relación que no nos olvidemos debe ser siempre bidireccional, para que sea un éxito total.

Y no nos olvidemos que la formación además en muchos casos podrá ser bonificada a través de Fundae u otros tipos de ayuda y bonificaciones, pero que en cualquier caso siempre será una de las inversiones más rentables que todas las partes podrán hacer. Y como dijo Richard Branson, fundador de Virgin, “Sobre todo, recuerda divertirte, es lo que te mantendrá a ti a tu equipo motivados y entusiasmados” porque la formación ni mucho menos tiene que ser algo estático y aburrido.

En este sentido no todas las redes de franquicias cuidan esta parte tan importante del proyecto y éste sería otro motivo para hacerlo nosotros; si somos capaces de ser mejores en esto conseguiremos ir por delante de la competencia y desmoralizarla y además conseguiremos tanto la satisfacción de nuestros franquiciados como del cliente final o consumidor y nuestra marca se reforzará.

Por lo tanto claro que merece la pena prestar la máxima atención a esto y no vale con hacerlo sobre la marcha, hay que tener un plan de formación grapado al propio proyecto desde el inicio y a ese plan iremos ampliando todos los conocimientos que creamos necesarios con el fin de que nuestros franquiciados sean los mejores.

¿Te ha gustado el contenido? Valóralo y compártelo

La formación en las franquicias éxito