¿Buscas una franquicia?

Resolvemos tus dudas

Cómo montar una franquicia. Preguntas y respuestas más frecuentes que le surgen al emprendedor antes de adquirir una franquicia.

  • ¿Qué tengo que tener en cuenta antes de incorporarme a una red de franquicias?

    Antes de nada hay que saber qué es una franquicia y en qué consiste la labor del franquiciado. El emprendedor que decida unirse a una red debe tener en cuenta las pautas marcadas por la central y ser consciente que un porcentaje muy alto del buen funcionamiento del negocio está ligado directamente a su gestión.

  • ¿Qué documentación debo pedir al franquiciador para cerciorarme de hacer una buena elección?

    Antes de firmar el contrato o efectuar  ningún desembolso, el franquiciado tiene que solicitar todos los datos de la empresa franquiciadora, junto a la licencia del uso de la marca. Asimismo es importante que pida información detallada del sector en el que se engloba la actividad de la cadena. Además tiene que tener acceso a todos los puntos que engloba el contrato de franquicia, conociendo de primera mano los derechos y obligaciones de las dos partes. Por otra parte, es fundamental contar con toda la información del modelo de negocio y todo el soporte que la central presta a la red, junto a datos estimados de ventas, además de los gastos e inversiones que requieren la puesta en marcha del negocio. Del mismo modo debe requerir el estado de la red (unidades propias, franquiciadas, franquiciados que hayan cesado la actividad, etc).

  • ¿Hay alguna manera de comprobar que la información aportada por la central es real?

    Una de las formas de confirmar que la franquicia está facilitando datos fidedignos es contrastar la información con otros franquiciados de la red en activo, capaces de verificar si los reportes de la central se corresponden con la realidad. Del mismo modo, se recomienda consultar con asesores especializados en franquicias, que siempre aportarán una visión profesional.

  • ¿Es necesario crear una sociedad para abrir una franquicia?

    En principio no, la prueba es que son muchos los franquiciados que están en régimen de autónomos. Sólo será necesario si el franquiciado tiene previsto abrir más de una unidad o aquellos franquiciados que serán meros inversores. Se trata de un modelo que se concede intuitu personae, es decir, que si se constituye una sociedad el franquiciador podría reclamar una participación mayoritaria.

  • ¿Qué ventajas tiene operar bajo el respaldo de una marca?

    Son muchas las ventajas que representa unirse a una cadena, entre otras, podemos destacar la de incorporarse a una red consolidada, el conocimiento previo de las posibilidades a través del saber hacer de la marca o beneficiarse de los acuerdos establecidos entre la central y proveedores, que garantiza unas condiciones más ventajosas que operar de manera individual. - El reconocimiento de marca en el mercado a priori es garantía de éxito - Respaldo económico y financiero por parte de la empresa matriz para la puesta en funcionamiento del negocio - Zona de exclusividad para desarrollar la actividad - Garantía de un soporte global en todos los planos de la actividad

  • ¿Inconvenientes?

    Unirse a una cadena de franquicias también conlleva algunos inconvenientes, tales como los gastos adicionales que hay que asumir para la puesta en marcha de una franquicia y que incluye derecho de entrada, royalties, etc. Además, el franquiciado debe seguir las pautas de la central, con pocas opciones a tener iniciativas propias. Una mala gestión de otras unidades de la red puede dañar los resultados del resto y es posible que las cláusulas del contrato afecten a la hora de querer cesar la actividad a través de la venta o el traspaso del negocio.

¿Te ha gustado?Compártelo